Huesca

multitudinaria procesión

Desde Suiza con cuatro meses para vivir su primer San Lorenzo

El día grande de las fiestas atrae a público de otras ciudades, que quieren vivir el sentimiento laurentino junto con los oscenses.

Lorién, de solo cuatro meses, con su hermana Chloe, a la que lleva en brazos su madre.
Lorién, de solo cuatro meses, con su hermana Chloe, a la que lleva en brazos su madre.
M. J. V.

Para Lorién, este será su primer San Lorenzo. Tiene solo cuatro meses y ha viajado a Huesca desde Suiza con su madre, Gema Carcasona, una oscense que vive en ese país desde los 18 años. Ya hace 12, pero no se pierde las fiestas y quiere transmitir a su hijo Lorién y a su hija Chloe, de un año y medio, el sentimiento de arraigo a su tierra. Además este sábado celebrarán su santo. "Venimos todos los años. Para mí, que vivo fuera, es importante que mis hijos se sumerjan en este ambiente desde pequeños. Cuando estás lejos, se siente todavía con más fuerza", ha comentado Gema, mientras esperaba la salida de la procesión a las puertas de la catedral.

También de fuera ha llegado la familia Ferrer. En este caso desde Zaragoza. Los nueve miembros que se han trasladado a Huesca esta mañana han tenido que madrugar. "Nos hemos levantado a las 4 para coger el tren de las 7.30". Junto a la plaza de San Lorenzo, mientras bailaban los Danzantes, hablaban de que su abuela procedía de Quicena y todos los años, desde hace 5, visitan a sus primos de Huesca. "Venimos a ver a los Danzantes y a la misa, y luego a almorzar con los primos", comentaban. Y esta tarde, de regreso a Zaragoza en el tren. 

La familia Ferrer, que viaja en tren desde Zaragoza todos los años para vivir en Huesca el día 10.
La familia Ferrer, que viaja en tren desde Zaragoza todos los años para vivir en Huesca el día 10.
M. J. V.

Magdalena Ruiz se viste desde hace 2 años para salir en la procesión, "desde que me jubilé", porque ahora tiene más tiempo. Con un traje de gala y un ramo de albahaca, junto a sus hijas, ha sido uno de los cientos de oscenses que han formado parte de la comitiva de la procesión. 

Un puesto destacado tenía en el desfile Félix Paraíso, que ha portado la bandera de la Cofradía del Santo Cristo y San Lorenzo. "Es un momento muy importante para la vida de cualquier oscense". Como él también llevaban las enseñas los miembros de las otras dos cofradías que tienen el nombre del patrón, la de Loreto y la de los Caballeros de San Lorenzo. 

Esta última organiza, junto con la parroquia, la misa y la procesión. El domingo relevará a su prior, Bizén d'o Río, para dar paso a África Moyano. No es un cambio más, ya que por primera vez desde la fundación de los Caballeros de San Lorenzo, en el año 1300, tomará el mando una mujer. "San Lorenzo ha salido a bendecir a la ciudad y a los oscenses. Y todos los años se encuentra las calles desbordadas, cada vez más, con alegría, aplausos y vivas a San Lorenzo", ha declarado emocionado, a pocas horas de dejar el puesto. Y es que el año laurentino va de 11 de agosto a 11 de agosto.    

Etiquetas
Comentarios