Huesca

Fiestas de San Lorenzo

La jota se reivindica en el inicio festivo con una flamante Parrilla de Oro

Doce grupos y entidades y dos comercios reciben la mayor distinción de Huesca por su defensa del folclore aragonés.

‘Esta Parrilla de Oro con orgullo agradecemos; es la jota nuestra esencia; viva Huesca y San Lorenzo’. A veces unas pocas palabras dicen mucho, y si son cantadas, pueden decirlo casi todo. Una representación de los 12 grupos, entidades y establecimientos reconocidos ayer con la máxima distinción de la ciudad agradeció como mejor saben hacerlo, con una jota, la entrega de este galardón compartido.

Mientras en la plaza de la Catedral ya sonaban los gritos y charangas de la multitud que esperaba el lanzamiento del cohete, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha colocado este viernes la insignia dorada a José Luis Ibor, director de la Escuela de Folclore y Música. Él la ha recibido además en nombre de los grupos folclóricos San Lorenzo, Roldán del Altoaragón y Elenco Aragonés; la Asociación Folclórica Santa Cecilia y Estirpe de Aragonia, el Grupo Os Faticos, la Compañía Artística Osca, la Escuela Alborozo y la Asociación Acordanza; y los dos establecimientos de promoción y venta de indumentaria tradicional, A faldriquera y La Cardelina.

«Es un reconocimiento para todas las entidades y para la escuela es muy especial porque dentro de dos años hará 50 que está creada», ha explicado Ibor. «Entre todos se acordó que fuera esta la que recogiera la parrilla porque ya existía cuando muchos de estos grupos no habían nacido y para mí, que llevo en ella desde 1987 ha sido un orgullo recibirla, tanto que me he emocionado», ha reconocido.

Además de un agradecimiento, recibir una Parrilla de Oro también conlleva una reivindicación. Ibor ha señalado que hay que vender el folclore. «Y venderlo bien, sobre todo el altoaragonés porque en alguna provincia hermana no lo conocen bien», ha añadido. También apuntó que sería interesante llevarlo a Sevilla, Badajoz, Murcia... hacer intercambios con otras provincias. Y también mantenerlo más presente en la de Huesca. «Aquí es muy bonito desde julio hasta ahora... pero pasará San Lorenzo y qué? A esperar hasta San Vicente y San Jorge?, se planteó el profesor.

Como aval de esta importancia ha mencionado que la escuela lleva cinco años con más de 300 alumnos. «Y tenemos desde los cinco a los setenta y tantos años, hay un grupo de baile de mayores que dicen que no tiene que hacer pilates ni nada, que con una hora de baile de jota a la semana hacen un deporte pistonudo», ha apostillado.

La Parrilla de Oro de este año, concedida por unanimidad de todos los grupos municipales, completa la moción aprobada hace unos meses para apoyar la petición a la Unesco de la declaración de la jota aragonesa como Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad que impulsa la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón. «Se trata de ir dando pasos para hacer posible que hacer posible que la jota se conozca, se proteja y se promociones adecuadamente», comentó el alcalde tras la imposición de la insignia.

Pablo Gracia, presidente de Acordanza, ha dado lectura a un discurso consensuado también entre todos los galardonados. Vestido de ansotano, ha destacado que recibir la Parrilla de Oro significa «acordarnos expresamente de toda la gente que en Huesca ha trabajado con y por la jota, gente que nos ha precedido y sin la cual no hubiésemos podido estar aquí hoy», ha señalado. Este recuerdo iba unido a la responsabilidad, al compromiso de seguir trabajando por la jota porque «si la ciudad, el Ayuntamiento y las fiestas den San Lorenzo nos dicen que somos parte esencial, que menos que continuar con mucho más trabajo y ahínco potenciando la jota, nuestro folclore y la cultura popular en general».

Gracia ha admitido que la declaración de la jota aragonesa como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es «un proceso más que lento». «Ahora, tras haber conseguido el respaldo institucional hay que hacer un dossier extensísimo, que incluya todo lo que la jota lleva detrás para presentarlo a la Unesco», detalló.

Tras la entrega de la parrilla, el alcalde de Tarbes (Francia), Gérard Trémège, ha agradecido los 19 años que ha compartido el inicio de las fiestas de San Lorenzo, apuntando que tal vez este fuera el último y lamentando, como broma, que seguro que monsieur Calatayud, el traductor, era más conocido que él.

Seguridad

Luis Felipe recordó que el hermanamiento con Tarbes ha cumplido ya 55 años. Después, ha apuntado que empezaba San Lorenzo «con ánimo positivo y deseando que sean saludables, respetuosas y que discurran en buena armonía. Ha dicho que las policías locales que han lanzado cohete representan  «a los cientos de profesionales que desde la seguridad, los servicios sociales, sanitarios, de emergencias… atienden y hacen posible que estas fiestas, que son multitudinarias, sean seguras».

La subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco, ha resaltado que el protocolo de seguridad empezó el jueves por la tarde en la estación Intermodal y que se vigila el tráfico de drogas, la venta ilegal y las agresiones sexuales, sin olvidar que «estamos en el estado 4 de alerta terrorista.

Etiquetas
Comentarios