Huesca

huesca

60 años de progreso y convivencia en torno a Canelles

La Asociación Els Totxets, el Ayuntamiento de Camporrells y la Fundación Endesa inauguran una exposición que conmemora el aniversario de la construcción de la central.

De izda. a dcha., Estefanía Rufach, José Guillén, Ignacio Montaner, Miguel Gracia y Josep Antón Chauvell.
De izda. a dcha., Estefanía Rufach, José Guillén, Ignacio Montaner, Miguel Gracia y Josep Antón Chauvell.
DPH

Poner en valor la transformación social, cultural, tecnológica y económica que supuso la puesta en marcha de la central de Canelles para los municipios limítrofes, a caballo entre Cataluña y Aragón. Este es el objetivo de la exposición que inauguró este sábado la Fundación Endesa para conmemorar el 60 aniversario de la construcción de la infraestructura hidráulica y que celebró también los 40 años de la recuperación del popular ‘ball del totxets’ de Camporrells.

La muestra, que se podrá visitar hasta el lunes en la Casa Social de Camporrells, entre las 19.00 y las 20.15, expone una treintena de elementos de patrimonio tecnológico cedidos por el Fondo Histórico de la Fundación Endesa, así como medio centenar de imágenes de la construcción de la central hidráulica, procedentes del mismo Fondo Histórico y del propio banco de imágenes de Camporrells. Un testimonio material de la arqueología industrial que transformó el entorno y dio trabajo a unos 2.800 trabajadores. Estos se trasladaron con sus familias a un campamento provisional –llamado poblado de Canelles-, que con más de 4.000 habitantes era diez veces más grande que cualquier otro pueblo del entorno. Con su cierre a principios de los 80, muchos habitantes se quedaron en el territorio.

El acto institucional tuvo lugar en la iglesia de Camporrells y asistieron, entre todos, el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, la vicepresidenta de la Diputación de Lérida, Estefanía Rufach, el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, el alcalde de Camporrells, José Guillén, y el presidente de la Comarca de la Litera, Josep Antón Chauvell. Les acompañaron representantes de la Fundación Endesa y Endesa –mediante su división de energías renovables Enel Green Power, propietaria de la central- y de la asociación Els Totxets, así como de las diferentes administraciones, consistorios y entidades del entorno del embalse de Canelles.

Miguel Gracia aprovechó para pedir que las administraciones reconozcan el sacrificio que hicieron las gentes de estas zonas y que se permita la restitución territorial "por este esfuerzo que se hizo en aras de un desarrollo que benefició al medio urbano".

Mientras, el alcalde José Guillén recordó las vicisitudes de esos años de convivencia cuando se pasó por ejemplo de tener menos de 30 niños en la escuela de Camporrells a más de 200.

También la vicepresidenta de la Diputación de Lérida destacó la convivencia de estos territorios de frontera de Aragón y Cataluña, así como la cultura y patrimonio que se comparte.

La central de Canelles y su presa, construida en solo seis años (de 1953 a 1959) por la antigua Enher –ahora integrada dentro de Endesa y Enel Green Power-, se convirtió en el mayor embalse de agua de la comarca de La Noguera, en el estrecho de Canelles. El resultado fue una presa de 150 metros de altura y 687 hm3 de capacidad.

El acto institucional tuvo lugar en la iglesia de Camporrells.
El acto institucional tuvo lugar en la iglesia de Camporrells.
DPH
Etiquetas
Comentarios