Despliega el menú
Huesca

Hoya de Huesca

La música de Trivium Klezmer encandila a la sombra del monasterio de Casbas

Alrededor de 400 personas asistieron al concierto de música klezmer que el Festival EnClaves, organizado por la Comarca, programó en el cenobio cisterciense. 

Cerca de 400 personas asistieron al concierto de Trivium Klezmer en el monasterio de Casbas
Cerca de 400 personas asistieron al concierto de Trivium Klezmer en el monasterio de Casbas
Hoya de Huesca

La tercera jornada de la séptima edición del Festival de Música y Patrimonio EnClaves, que organiza la Comarca Hoya de Huesca reunió en Casbas a cerca de 400 asistentes. Solo el concierto que la ORA ofreció hace algunos años en la plaza General Alsina de Huesca supera la cifra de público que alcanzó el concierto de Trivium Klezmer este viernes en el patio del monasterio cisterciense de Nuestra Señora de la Gloria.

El Festival EnClaves se caracteriza por una programación de música clásica en espacios monumentales del ámbito rural de la Hoya de Huesca, un rasgo que limita los aforos y que, sin embargo, no han dejado de crecer edición tras edición. El concierto del viernes contó con dos factores que favorecieron el éxito: el atractivo de la propuesta artística de los Trivium -una de las mejores bandas de música klezmer en España- y un marco admirable que, además, reúne unas excelentes condiciones para la programación musical. 

El diálogo entre música y patrimonio ofrecía una oportunidad extraordinaria para llegar a un público numeroso, que quedó maravillado de la interpretación de Juan Luis Royo, Manuel Franco y Jorge Ramón.

La formación altoaragonesa lleva una década de andadura, a lo largo de la cual ha visitado en varias ocasiones los escenarios de la comarca. Esta vez, sus propias composiciones han ido ganando terreno a las versiones y adaptaciones personalísimas que dominaban sus espectáculos anteriores . En el programa ofrecido, el klezmer más intimista y nostálgico se transformó  en una  frenética fiesta balcánica donde afloraban sones rockeros, tangos, bandas sonoras o jotas.

Actuación de Trivium Klezmer el viernes en el monasterio de Casbas
Actuación de Trivium Klezmer el viernes en el monasterio de Casbas
Hoya de Huesca

El klezmer, música de judíos viajeros (por vocación o por obligación), tiene en su esencia la capacidad de adaptarse, de confundirse y de mezclarse con todo tipo de estilos sin perder la esencia a la vez trágica y vitalista de sus melodías. Los Trivium Klezmer, además, logran introducir un ingrediente más: el humor. Su simpatía, sus momentos de clown y sus comentarios de blanca ironía llegan incluso a construir bromas sin palabras, chistes instrumentales elaborados simplemente con la propia música.

Los aplausos para cada una de sus piezas y la ovación final, que fue recompensada con una propina musical, constataron la satisfacción de todos los asistentes por el espectáculo.  

Etiquetas
Comentarios