Despliega el menú
Huesca

polémicas subvenciones

Convocadas las ayudas para compensar a los ganaderos por la presencia del lobo y el oso

La orden, publicada este miércoles en el BOA, está dotada con 400.000 euros y se ha incluido a 11 nuevos municipios.

Olona se reúne en Plan con los ganaderos para hablar del oso
Olona se reúne en Plan con los ganaderos para hablar del oso
Rafael Gobantes

El Gobierno de Aragón publica este miércoles en el Boletín Oficial de Aragón una nueva convocatoria de subvenciones destinada a mitigar los sobrecostes que los ganaderos deben de soportar derivados de la presencia del lobo y el oso pardo en las zonas donde se ha detectado una presencia acreditada y continuada de estas especies. La publicación ha coincidido con el momento de tensión que se vive en el valle de Chistau por el ataque de Goiat la semana pasada. 

Cabe recordar que los sindicatos agrarios rechazan estas subvenciones y consideran que son "una perversión" porque los ganaderos se acogen a ellos porque las necesitan para seguir viviendo, ante las dificultades que atraviesa el sector de extensivo, pero no porque estén de acuerdo. 

La principal novedad de la nueva convocatoria es el incremento de los municipios susceptibles de recibir la ayuda con la inclusión de Ansó, Aísa-Candanchú, Aragüés del Puerto, Valle de Hecho, Puente de Montañana, Monesma y Cajigar, Isábena, Bonansa, Plan y Gistaín, que se suman a los de la anterior convocatoria. Además, se introduce que el importe económico máximo a percibir por un beneficiario durante tres convocatorias consecutivas pasa de 15.000 a 20.000 euros.

Está dotada con 400.000 euros (el importe repartido el año pasado directamente relacionado con el número de peticionarios y beneficiarios fue de 450.000 euros).  

Según la DGA, en el caso de los ataques de oso pardo, esta ayuda coexiste con la que ya se venía aplicando a través de la Orden de 2003. La diferencia entre ambas es que el nuevo sistema puesto en marcha en la legislatura no se limita a pagar por animal muerto, sino que la administración asume el riesgo que supone para los ganaderos la mera presencia del lobo y el oso.

La orden contempla la concesión de hasta 6 euros por cabeza de ganado, con un límite máximo subvencionable de 2.000 cabezas -de más de un año de vida por explotación-, y un límite mínimo de 100 cabezas, computado el cálculo según el censo ganadero de la explotación en el REGA a 1 de enero de 2019.

Asimismo, a través de estas ayudas es posible la financiación del 100% de los costes que supone la instalación de medidas de autoprotección, con un máximo de 6.000 euros por titular y año en su conjunto, para la siguiente tipología de actuaciones: adquisición e instalación de vallados fijos o portátiles para el ganado, adquisición e instalación de pastores eléctricos, adquisición de perros de raza mastín en cualquiera de sus variantes (montaña de los pirineos, mastín del Pirineo, mastín español), puros o cruzados, incluidos los gastos asociados a la inscripción en el registro de identificación y suscripción de seguros de responsabilidad civil para la tenencia de perros mastines.

El periodo de solicitudes es de quince días hábiles a partir de este miércoles, mientras que el plazo de justificación de las inversiones finalizará el día 31 de octubre de 2019.

Los interesados podrán presentar la documentación necesaria en los Servicios Provinciales de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, en las Oficinas Comarcales Agroambientales o en cualquiera de los lugares previstos por el Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. También podrán presentarse a través del Registro Telemático de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón haciendo uso del modelo oficial de solicitud que se halla disponible en www.aragon.es/OficinaVirtualTramites que recoge el Catálogo de procedimientos administrativos y servicios prestados por la Administración de la Comunidad Autónoma.

En la pasada convocatoria, el 90% de los ganaderos en territorio susceptible de pedir la ayuda la solicitaron. En total, se recibieron 86 solicitudes, resultando 80 el número final de beneficiarios. La media de la ayuda se situó en los 5.600 euros y la máxima en los 14.200 euros.

El Gobierno de Aragón, en la nota informativa explicando las ayudas, ha reiterado que se opone a las políticas de reintroducción del oso pardo llevadas a cabo por los gobiernos de Cataluña y Francia, y recuerda que el lobo no ha sido reintroducido sino que ha llegado a Aragón por la expansión natural de la especie. Ambas especies están protegidas por la Directiva Europea de Hábitats y son de “interés comunitario”.

Etiquetas
Comentarios