Huesca

la PRESENCIA DEL OSO

Aragón pide a Cataluña que se haga cargo de Goiat tras una tensa reunión en Plan

El consejero Olona estuvo reunido con alcaldes del Sobrarbe y ganaderos para hablar del oso. Al abandonar el pueblo varias personas impidieron la salida del coche oficial y rajaron con un cencerro la luna del asiento del consejero 

Tras tres horas de reunión con alcaldes del Sobrarbe y ganaderos para hablar del oso, se han vivido algunos momentos de tensión cuando varias personas han impedido la salida del coche oficial.
Tras tres horas de reunión con alcaldes del Sobrarbe y ganaderos para hablar del oso, se han vivido algunos momentos de tensión cuando varias personas han impedido la salida del coche oficial.

El consejero en funciones de Desarrollo Rural y Sostenibilidad mantuvo en la noche del martes una reunión en Plan con alcaldes y ganaderos de la comarca de Sobrarbe en medio de un ambiente cargado de tensión, que llegó a su máxima expresión cuando al subir al coche para irse algunas personas se colocaron delante del vehículo. Joaquín Olona reiteró la oposición del Gobierno aragonés a la reintroducción del oso y pidió a la Generalitat de Cataluña que se haga cargo del problemático Goiat.

Olona llegó a las 20.00 a Plan, donde ya le esperaban ganaderos y vecinos con esquilas y  pancartas. El encuentro se celebró en un edificio municipal. Al mismo asistieron una veintena de personas, representantes de ayuntamientos y de ganaderos, mientras que el consejero estaba acompañado del director general Enrique Novales y del director provincial de su departamento, José Miguel Malo. La reunión se tuvo que interrumpir en algún momento ante la entrada en el inmueble de varias personas haciendo ruido. Fuera esperaban una centenar de personas.     

La reunión concluyó casi a las 23.00. Los concentrados acompañaron al consejero hasta el coche, en medio de una sonora cencerrada. Varias personas, con una pancarta, se colocaron delante del vehículo oficial. La luna del asiento del consejero quedó rajada por los golpes de un cencerro. Uno de los congregados se tiró delante del coche hasta que los escoltas pudieron apartarlo y Olona finalmente abandonaba Plan.

Los alcaldes valoraron la valentía del consejero al viajar a Plan, pese al malestar existente en el valle, y restaron importancia al incidente, ya que en la reunión primó el diálogo. Sin embargo, no les ofreció soluciones concretas, más allá de las ayudas. Insistieron en que el Pirineo no puede aceptar la presencia de oso y aseguraron que seguirán movilizándose.

Ni Francia ni Cataluña informaron al Gobierno de Aragón la semana pasada de la presencia del problemático oso Goiat. Este ejemplar, reintroducido por los catalanes hace tres años, mató a dos terneros y dañó varias colmenas en el valle de Chistau, donde el pasado domingo los ganaderos se movilizaron para exigir a la DGA que tome medidas. Pero el Ejecutivo aragonés ni supo de los movimientos del oso ni quiere conocerlos, porque se sitúa al margen de la política de reintroducción.

“Yo no pido datos pido que desistan de la reintroducción y que se hagan cargo de un ejemplar concreto que tiene nombre propio y que es un animal problemático y con un comportamiento anómalo”. Lo dijo Olona antes de entrar al encuentro con alcaldes y representantes del sector ganadero. La DGA trasladará por escrito esta petición a la Generalitat.

“No ha habido ninguna información oficial en ningún momento por parte de nuestros vecinos, ni franceses ni catalanes, y nosotros no estamos ocultando nada”, declaró a los periodistas. “Nosotros no participamos ni colaboramos en la política de reintroducción y por lo tanto no nos queremos implicar en el seguimiento”. A su juicio, esa información sirve “para proteger al oso, no para proteger a los ganaderos”.

El Ejecutivo autonómico basa su postura contra la reintroducción que sí respaldan los territorios vecinos en la “manifiesta oposición del territorio” y porque “no genera ningún beneficio, solo tiene costes sociales y causa intranquilidad en la población”.

Pero por otra parte, Joaquín Olona, dejó claro que el oso es una especie protegida, “y por lo tanto no se puede actuar contra ella ni permitir que se la acose”, en alusión al anuncio de una batida para asustarlo, que finalmente se convirtió en algo simbólico. Y reiteró finalmente que el Gobierno de Aragón “ni colaborará ni participará en ningún sistema de seguimiento”. Sobre las medidas a adoptar indicó que “los que tienen que buscar soluciones y tomar medidas son ellos”, en alusión a Cataluña y Francia.

Para el Gobierno de Aragón el lobo es una cuestión distinta porque nadie lo está reintroduciendo sino que se está expandiendo en toda Europa, “por lo tanto no hay que pedir responsabilidad a nadie. Pero el oso es consecuencia de una decisión política no de una expansión natural”.

Al encuentro con Olona asistieron no solo los alcaldes de Plan, Gistaín y San Juan de Plan, en el valle de Chistau. También representantes municipales de Broto, Bielsa, Puértolas, Aínsa o Tella. El alcalde de Plan, José Serveto, sí cree que “el Gobierno de Aragón puede hacer mucho”, entre otras cosas demandar a Francia y Cataluña. "No nos ha convencido porque no nos ha dado soluciones. Solo ha dicho que se dirigirá a las autoridades catalanas", manifestó Serveto, quien aseguró que los ganaderos de todo el Pirineo seguirán movilizándose. 

Por su parte, el alcalde de Bielsa, Miguel Noguero, trasladó la propuesta de la DGA de "hablar con Francia y Cataluña para que los mantengan en su territorio y los capturen cuando pasan a Aragón", pero reconoció que "Olona está atado de pies y manos" porque le viene impuesta esa política de reintroducción y será muy difícil convencer a Europa, que la financia, de que dé marcha atrás. "Es un peligro para la ganadería de montaña, y este sector es el que mantiene los pueblos vivos", declaró. "Hay que convencer a Bruselas de la afección real del oso en nuestro territorio, pero eso es un trabajo a muy largo plazo". Respecto a los incidentes, dijo que lo ocurrido en el exterior "no tiene nada que ver con la buena sintonía que hemos tenido en la reunión, en la que todo el mundo ha podido expresar su opinión".

El Boletín Oficial de Aragón publica este miércoles el decreto de ayudas en las zonas de presencia de estos grandes mamíferos. Fuentes del departamento indicaron que es “una casualidad”, no tiene que ver con el conflicto surgido en el valle de Chistau. De hecho, la DGA anunció hace unos días que la publicación era inminente. Pero las organizaciones agrarias y los alcaldes se han pronunciado reiteradamente en contra de las subvenciones.    

Etiquetas
Comentarios