Despliega el menú
Huesca

huesca

Coscojuela de Sobrarbe legaliza y moderniza su aeródromo para potenciar el uso turístico

El año pasado ya recibió 800 vuelos de aficionados y con las nuevas mejoras esperan multiplicarlos.

La provincia de Huesca ofrece ya un nuevo recurso para potenciar el turismo vinculado a los deportes aéreos después de que el Ayuntamiento de Aínsa haya legalizado por fin el aeródromo del núcleo de Coscojuela de Sobrarbe, que además ha modernizado sus instalaciones con una inversión de cerca de 100.000 euros para hacerlo más atractivo.

El campo de vuelo se encuentra en un enclave privilegiado, una península en medio del embalse de Mediano, que se habilitó en 2002 para uso forestal. Sin embargo, hace siete años se puso en marcha la escuela Girolibre, que además de formar a pilotos ofrece vuelos de iniciación para disfrutar de los espectaculares paisajes del Pirineo oscense.

Rafael García, piloto instructor y gerente de la escuela, destaca la importancia de esta legalización. "Antes solo era operativo para nuestra escuela y el resto de la gente venía un poco a la aventura porque aunque la pista estaba en perfectas condiciones, en realidad era como si aterrizaran en un campo. Pero ahora hemos conseguido abrirlo a usuarios nacionales e internacionales ofreciéndoles unas instalaciones con calidad y confort", afirma.

Con la nueva situación legal y las mejoras introducidas, considera que el aeródromo tiene una posibilidades turísticas "enormes" y de hecho está convencido de que el crecimiento del flujo de usuarios va a ser "exponencial". "Durante el año pasado recibimos unos 800 vuelos y desde que está la legalización hemos registrado ya 135 en un solo un mes", subraya Rafael García.

En paralelo, se ha dotado de luz, agua, baños y una nueva aula de formación y se ha equipado con nuevas tecnologías. "Ahora no solo tenemos el aeródromo más bonito de España por su situación, sino que también es cómodo para el público ya que antes no les podíamos ofrecer ni un baño ni una bebida", asegura.

La escuela de vuelo Girolibre ha realizado una importante inversión para mejorar sus instalaciones.
La escuela de vuelo Girolibre, que dispone de dos autogiros y un avión, ha realizado una importante inversión para mejorar sus instalaciones.
Rafael García/Girolibre

Valora especialmente la ampliación de los hangares y la instalación de cámaras de vigilancia "porque ahora los visitantes pueden dejar tranquilos sus aviones y quedarse a comer solo o a dormir y pasar los días que quieran volando en la zona", recalca.

La escuela dispone de un avión y dos autogiros, el célebre invento de Juan de la Cierva con un funcionamiento similar al de un helicóptero "aunque con unos costes mucho más bajos, lo cual nos permite ofrecer servicios muy asequibles, y con mayor seguridad", explica este instructor. La plantilla se completa con otro piloto más y dos azafatas.

Aparte de los vuelos turísticos (en 2018 superaron el millar), realizan trabajos aéreos en colaboración, por ejemplo, con el Parque Nacional de Ordesa para el conteo de animales, y prestan ayuda en localización de personas extraviadas en verano "porque tenemos las mismas capacidades del helicóptero", resalta.

El alcalde de AínsaEnrique Pueyo aplaude el "empuje" de Rafael García, con quien han firmado un convenio de mantenimiento y explotación a cambio de que en el futuro reviertan las inversiones realizadas al Ayuntamiento. Y espera que ayude a seguir desarrollando el potencial turístico de Coscojuela, donde ya hay abiertos dos restaurantes, dos hoteles y varias casas de turismo rural.

Etiquetas
Comentarios