Despliega el menú
Huesca

elecciones 28-a

Lourdes Guillén: "Es la hora de dejar de ser ciudadanos de segunda en Huesca"

La candidata de Cs por Huesca, Lourdes Guillén, da el salto a la política después de 25 años de ejercicio como abogada especializada en derecho civil, familia y mediación.

Lourdes Guillén afronta con mucho optimismo su primera experiencia en política.
Lourdes Guillén afronta con mucho optimismo su primera experiencia en política.
Rafael Gobantes

¿Qué le atrajo del proyecto de Ciudadanos para dar este paso de meterse en política?

Es una decisión muy meditada. Evidentemente no era algo que entrara en mis planes inmediatos. Llevo 25 años como abogada y pensaba que esa iba a seguir siendo mi trayectoria. Pero de pronto te surge la posibilidad de aportar desde la sociedad civil, con toda la humildad del mundo, la experiencia del ciudadano de a pie y te planteas que es el momento de dar el paso, porque cuando crees en algo hay que arriesgar.

¿Cuesta más lanzarse en un momento en que la imagen que tiene la sociedad de los políticos no es la mejor ni mucho menos?

Es verdad que la política no tiene la mejor imagen, pero habría que dignificarla. Y creo que para eso es muy bueno el aporte de la sociedad civil. El político, el que solo vive de esto, el que se ha incubado en un partido, podrá aportar cosas, pero quien puede dar soluciones a los problemas reales es la gente que los ha vivido, aunque evidentemente con el apoyo de personas con talento.

¿Le preocupan las encuestas?

No. Las encuestas son como el horóscopo, aunque algunas tienen más credibilidad que otras. Yo desde Ciudadanos siempre he visto que nuestras encuestas de verdad, que son las elecciones, son muy fiables porque siempre hemos ido creciendo. Yo confío mucho en los altoaragoneses y creo que se impondrá el sentido común porque nos jugamos mucho en estas elecciones y más en Aragón, donde hemos visto pasar las oportunidades hacia izquierda y derecha y nosotros en el medio recogiendo migajas. Es el momento de que se nos deje de tratar como españoles de segunda.

Usted es muy crítica con el bipartidismo tradicional. ¿En qué cree que ha hecho más daño a la provincia de Huesca?

En que nos ha dejado al margen porque no había apoyos en juego. PP y PSOE han preferido pactar y buscar aliados en nacionalistas y separatistas y pagarles con inversión y mientras hemos sido los principales perjudicados porque los presupuestos siempre han mirado para otro lado.

¿Cuántas posibilidades ve de ganar ese tercer escaño que se llevó Podemos en las últimas elecciones rompiendo la hegemonía entre PP y PSOE?

Muchas e incluso de conseguir más porque salimos a ganar.

¿Cuál cree que debe ser la prioridad política para la provincia?

Que Sánchez se vaya de la Moncloa porque lo que ha demostrado en estos nueve meses es que si sigue, los que van a decidir dónde van las inversiones van a ser los separatistas, los nacionalistas, los amigos de Otegui. Solo hay que ver los últimos presupuestos que presentaron y que no aprobaron, porque eran una afrenta contra los aragoneses.

Y si hablamos de problemas concretos, ¿cuál es el que primero hay que atajar en Huesca?

Evidentemente la despoblación. Huesca no ha sonado tanto pero es una provincia muy castigada. Somos 202 municipios y solo 7 con más de 5.000 habitantes y, además, la población está muy envejecida. Ciudadanos no tiene una varita mágica para resolver un problema que viene desde hace mucho tiempo y nadie ha hecho nada. Pero sí propone medidas reales para aumentar la natalidad, apoyar la conciliación y fomentar el emprendimiento: reducir el 60% del IRPF para personas que fijen su residencia en municipios en riesgo de despoblación, una cuota de autónomos súper reducida de 30 euros al mes para mujeres y jóvenes que se den de alta, extender a dos años la cuota de 50 euros para los primeros autónomos, considerar a las familias de dos hijos como numerosas y a las de tres como de categoría especial...

El sello oscense está ya garantizado en la política nacional de Ciudadanos gracias a la abogada y gitana Sara Giménez, nº 3 en la lista de Madrid. ¿Cómo se ve desde Huesca ese fichaje?

A Sara la conozco porque hemos sido compañeras como abogadas y aparte de una gran profesional, me parece una muy buena persona y una luchadora. Y creo que ese es un sello también de los altoaragonses. Si de algo podemos presumir es de que nuestra gente es luchadora y tozuda. A mí no me gusta hablar de fichajes, pero la incorporación de Sara al proyecto de Ciudadanos es un orgullo para nosotros y un ejemplo de lo que debe ser un Gobierno, que no se centre solo en personas que han hecho de la política su profesión, sino en gente de la sociedad civil que ha estado en contacto con los problemas de verdad.

Todo apunta a que el 28-A no habrá mayorías absolutas y estarán condenados a entenderse. ¿Se sentiría más cómoda pactando a la derecha con PP y Vox o a la izquierda con el PSOE?

Creo que no es una cuestión de comodidad, sino de sentido común. Nosotros salimos a ganar y a llenar las urnas de votos naranjas pero es evidente que va a haber pactos. ¿Con el PSOE? El problema es que no estamos hablando del PSOE constitucional, sino del PSOE de Sánchez y entiendo que Ciudadanos nunca no se puede sentir cómodo con él cuando ha estado a punto de hipotecar el futuro de todos los españoles cediendo a condiciones y presiones que llegan casi a la humillación del resto de los españoles. Y en cuanto al bloque de derechas, Albert Rivera ya ha ofrecido esa posibilidad al PP. Por eso, creo que los españoles tienen que tomar dos decisiones el 28 de abril: si quieren un Gobierno de Sánchez o uno que gobierne para todos los españoles; y que lo lidere Pablo Casado con el PP o Albert Rivera con Cs, que para mí ofrece más soluciones con un proyecto liberal, moderado y con futuro.

Consulta aquí las últimas noticias sobre elecciones generales 2019.

Etiquetas
Comentarios