Huesca
cabecera

huesca

Las obras de la Variante de Sabiñánigo en la A-23 podrían comenzar a finales de este año

El plazo de ejecución de la variante es de 40 meses y su coste asciende a 91.678.261,10 euros.

Sabiñánigo
La alcaldesa Berta Fernández y el concejal Rubén Villacampa.
L. Z.

El consejo de Ministros ha autorizado este viernes al Ministerio de Fomento la licitación de las obras de la Variante de Sabiñánigo en la A-21 (tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste) y tras la tramitación posterior se espera que las obras puedan comenzar a finales de este año. Así lo ha anunciado la alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, que se ha mostrado “contenta y satisfecha” porque la ejecución de este trazado es una vieja reivindicación del municipio. El proyecto incluye la construcción de tres rotondas que conectarán la autovía con Latas, Sabiñánigo Oeste (la conexión con la A-21 hacia Jaca) y la rotonda de Aurín. Estas rotondas “previsiblemente” saldrían a licitación antes que las obras de la Variante, tal y como ha asegurado la alcaldesa.

El plazo de ejecución de la variante es de 40 meses y su coste asciende a 91.678.261,10 euros (IVA incluido). La puesta en marcha de este nuevo tramo de la A-23 permitirá “mejorar la seguridad vial de los ciudadanos”, así como la reducción del paso de vehículos pesados por la actual N-330 a su paso por la capital serrablesa. Se estima que al día circulan por esta carretera unos 800 vehículos pesados.

Fernández ha explicado que el camino para llegar hasta aquí “ha sido largo”, ya que el proyecto de este tramo se aprobó en 2016. “Los plazos iban pasando, pero no se materializaba”, añade. Las quejas y reivindicaciones de los vecinos de Aurín, que llevan tiempo reivindicando más seguridad en esa intersección de la N-330 con la construcción de una rotonda, “es lo que hizo que desde el Ayuntamiento de Sabiñánigo empezáramos a empujar más para llevar a cabo la ejecución final”, explica la alcaldesa.

En estos últimos meses se han llevado a cabo “muchas reuniones”, que han sido coordinadas por la subdelegada del Gobierno en Huesca Isabel Blasco, y que han llevado a la alcaldesa a mantener encuentros con responsables de Tráfico y Fomento. La última reunión tuvo lugar el pasado 19 de marzo en Madrid, en Fomento, con su director General Javier Herrero. En esta reunión ya se adelantó que la idea era conseguir la licitación antes del 28 de abril.

Berta Fernández ha asegurado que los plazos, una vez autorizada la licitación por parte del Gobierno, “serán rápidos”. Tras la publicación en el BOE, la licitación, adjudicación y posterior tramitación, “la intención es que comiencen las obras a final de este año”.

La alcaldesa ya ha comunicado esta noticia al alcalde pedáneo de Aurín, que ha mostrado su satisfacción. No obstante, y “dentro del compromiso del consistorio con los vecinos de Aurín”, antes de la construcción de la rotonda, se instalará un radar fijo en esta intersección. El lunes acudirá la directora Provincial de Tráfico a Sabiñánigo para fijar el punto donde se deberá colocar dicho radar, “que esperamos que ayude a la seguridad vial de los vecinos hasta que la rotonda y la variante sea una realidad”.

La alcaldesa de Sabiñánigo ha destacado que gracias al cambio en la subdelegación del gobierno “han avanzado los proyectos en este tramo”. Y agradece tanto a la subdelegada, como al director general de carreteras, al delegado territorial, al director de la demarcación de carreteras en Aragón y a la senadora Begoña Nasarre, su colaboración en esta cuestión “tan importante” para Sabiñánigo.

Etiquetas
Comentarios