Despliega el menú
Huesca

comarca del sobrarbe

Bando para evitar la extinción de una escuela

El Ayuntamiento de Aínsa subvenciona el alquiler de casas para evitar el cierre de la escuela de Paules de Sarsa.

Bárcabo, uno de los municipios que nutre de niños la escuela de Paúles de Sarsa.
Bárcabo, uno de los municipios que nutre de niños la escuela de Paúles de Sarsa.
José Luis Pano

El Ayuntamiento de Aínsa ha emitido un bando para hacer saber a los propietarios de casas situadas en los pueblos del entorno de la escuela de Paules de Sarsa que está dispuesto a incentivar con hasta 750 euros al año el alquiler, de manera que acudan nuevos pobladores y el centro escolar no se tenga que cerrar. Hace siete años que no nace ningún niño en la zona. 

Esta escuela da servicio a 13 pueblos de los municipios de Aínsa y Bárcabo. El curso pasado había 11 estudiantes, pero este se ha reducido a seis. Dos se van al instituto el próximo curso. Quedarían cuatro, en el límite establecido por el departamento de Educación para mantener abierto el centro, pero es que al cabo de dos años, otros dos alumnos se incorporaránn al instituto de Aínsa.    

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, del que dependen algunos de los núcleos, ha convocado una reunión el próximo día 30 de marzo, a las 17.00 en el local social de Arcusa, para que acudan todos los interesados y ver realmente si hay personas dispuestas a alquilar sus viviendas. Ha citado a propietarios de casas, pisos y apartamentos en alquiler de los núcleos de población de Paúles de Sarsa, Sarsa de Surta, Castellazo, Arcusa, El Coscollar y Mondot. 

Allí les explicará la nueva línea de subvenciones abierta por el Ayuntamiento para incentivar que se establezca nueva población. El plan pasa por ayudas económicas tanto a arrendadores de viviendas situadas en los alrededores de Paules de Sarsa como a los arrendatarios. En este caso con la condición de que matriculen a sus hijos en el centro escolar de este pueblo. Las ayudas pueden ser de 750 euros al año para los ejercicios 2020 y 2012. 

Según Pueyo, "como no hagamos algo, nos quedaremos sin niños". Ha comentado que hay muchas segundas residencias mientras faltan viviendas para alquilar a nuevos pobladores. También ha hecho hincapié en que las ayudas van dirigidas tanto al arrendador como al inquilino. Además, ha hablado con el municipio de Bárcabo, "y quieren hacer lo mismo que nosotros". "En otros sitios ha funciona". 

El alcalde ha constatado que se está produciendo un movimiento migratorio al centro de la comarca que está vaciando los pueblos de alrededor. "Muchas familias jóvenes con niños se acaban trasladando a Aínsa y Boltaña, porque se pegan el día en el coche llevándolos a las extraescolares", ha declarado. 

Por su parte, José María Santos, director de la escuela de Paúles de Sarsa, ha comentado que la zona a la que da servicio la escuela está especialmente despoblada. Curiosamente, sus alumnos son de muy diversa procedencia. Ahora mismo hay seis y tienen cuatro nacionalidades distintas. "Les planteé a los alcaldes de Aínsa y de Bárcabo que si sus ayuntamientos podían hacer algo para permitir que se pueda asentar gente joven, porque hace siete años que no nace aquí ningún niño. Un problema es que no hay posibilidad de encontrar casas de alquiler".        

Etiquetas
Comentarios