Despliega el menú
Huesca

huesca

Un mapa para aprender cómo se empezó a formar Ordesa hace 100 millones de años

El Instituto Geológico y Minero de España, el Geoparque de Sobrarbe y el Parque Nacional han editado esta novedosa cartografía a escala 1:25.000.

2426-B1
Los miradores del parque permiten ver muy gráficamente cómo se pudo formar Ordesa
Josep María Samsó

Completar el conocimiento de los expertos y aficionar a cualquier persona que esté interesada en la geología aunque no tenga conocimientos. Este es el objetivo del mapa geológico del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido a escala 1:25.000 que ha sido editado gracias a la colaboración del Instituto Geológico y Minero de España, el Geoparque Mundial de la Unesco de Sobrarbe-Pirineos, y el propio Parque Nacional, y que ha sido presentado este viernes en Bielsa. 

Esta cartografía es el resultado del trabajo de campo de varios años (2007-2010) que quedó pendiente de publicar y que permitirá complementar la información proporcionada por la Guía Geológica del Parque Nacional, editada en 2013. En ella están representados todos los tipos de rocas del parque, que son "relativamente modernas" ya que se empezaron a acumular hace 100 millones de años hasta hace 50 y se deformaron para crear la montaña desde hace unos 80 hasta hace unos 20 millones de años. Así lo ha explicado Josep María Samsó, miembro de la Comisión Científico Asesora del Geoparque y coautor del mapa junto con Alejandro Robador, jefe de Área de Geología, Geomorfología y Cartografía Geológica delInstituto Geológico y Minero de España.

Samsó ha destacado que la particular distribución que ofrece Ordesa la hace muy interesante no solo para geólogos expertos sino también para aficionados "y para explicar nociones básicas de cómo se ha formado el Pirineo a cualquier persona aunque no tenga conocimientos". Y es que ha valorado que el Parque Nacional ofrece espectaculares miradores que permiten tener una visión bastante completa del macizo, "algo que en otros lugares es más difícil". En sus montañas se pueden recorrer los antiguos mares del Cretácico y el Terciario, asombrosos pliegues y cabalgamientos, alguno de los últimos glaciares, cañones míticos o profundas cavidades. 

En la elaboración del mapa también han colaborado Ánchel Belmonte y Luis Carcavilla con textos, además de Alberto Martínez con ilustraciones.

Etiquetas
Comentarios