Despliega el menú
Huesca

Las variantes de Castillonroy y de Esplús salen a licitación y estarán disponibles en 2020

Ambos proyectos supondrán una mejora en la red de carreteras de la Comarca de la Litera. La variante de Esplús podría estar lista para finales de este mismo año.

Paso de un vehículo pesado por el centro de Esplús.
Las variantes de Castillonroy y de Esplús salen a licitación y estarán disponibles en 2020
Rubén Coll

Una reivindicación histórica de la localidad de Castillonroy será una realidad en poco más de un año. La Diputación Provincial de Huesca sacaba a licitación recientemente la variable que circundará el municipio literano. Una vía de 1,7 kilómetros que enlazará la N-230 con la A-2218 y que evitará el paso obligado por el centro de Castillonroy. “Desde hace muchos años que luchamos por esta variante y ahora estamos muy contentos de que se vaya a realizar” admitía el alcalde de la localidad, Francisco Rivas.

Cada día, decenas de vehículos pesados atraviesan las calles de Castillonroy en dirección a las explotaciones ganaderas o agrícolas de Baldellou o Camporrélls. “Provocan desperfectos, rozando fachadas o el mismo desgaste que sufre la calzada” indicaba Rivas. También es habitual que varios trailers se encuentren de frente en medio del municipio, lo que impide el paso de los vecinos por esas vías durante varios minutos.

La Diputación Provincial de Huesca se encarga de la financiación del proyecto, que alcanza los 1.097.000 euros. Hasta el próximo 11 de marzo, estará abierto el plazo de presentación de ofertas para la realización de las obras y desde entonces, se prevé un tiempo estimado de ejecución de 10 meses. Así pues, se espera que la vía esté disponible a mediados de 2020. “Es una inversión muy importante por parte de la DPH que agradecemos todos los vecinos” apuntaba Rivas.

Una situación similar vive Esplús a diario, donde el paso de vehículos pesados por el centro de la localidad ocasiona problemas en las infraestructuras y en la propia circulación. La DPH también ha convocado a licitación esta variante de 462 metros de longitud y que bordeará el municipio por la zona norte, conectando la carretera A-1239 desde el kilómetro 14,6 con el camino a Monzón. Este proyecto, en el que la DPH ha invertido 173.000 euros, podría estar finalizado a finales de este mismo año 2019. La alcaldesa, Tania Solans, se mostraba muy satisfecha porque “es una obra que va a mejorar la calidad de vida de los vecinos”. Además, la materialización de la variante norte supondrá el cumplimiento de uno de los grandes objetivos del fallecido Eduardo Lalana, ex alcalde de Esplús. “Gracias a él podemos decir que Esplús va a contar con esta nueva carretera” reconocía Solans.

Etiquetas
Comentarios