Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Ayuntamiento de Huesca

La oficina de atención ciudadana no se abrirá por reticencias del personal a trasladarse

El Ayuntamiento de Huesca acabó las obras en marzo de 2017, pero el servicio no se pondrá en marcha este mandato.

También hay que cambiar el letrero y sustituir ciudadano por ciudadanía, término más inclusivo.Rafael Gobantes

Este próximo mes de marzo se cumplirán dos años desde que terminaron las obras en el local municipal de la plaza López Allué para convertirlo en una Oficina de Atención Ciudadana. Fue uno de los primeros proyectos que puso en marcha el actual Ayuntamiento de Huesca a petición de Aragón Sí Puede, socio de gobierno del PSOE desde 2015, pero, no ha podido concretarse. La negativa del personal municipal que iba a asignarse a este servicio impide su apertura, según ha reconocido la concejala de Tecnología y Atención a la Ciudadanía, Mary Romero.

La instalación de esta oficina tenía como fin acercar los servicios a los ciudadanos, ya que las oficinas del registro municipal están en la casa consistorial, que por su ubicación, en el caso antiguo, y sus características "no es accesible para las personas mayores", comentó la edil. Aquí iba trasladarse también la Oficina de Movilidad, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

A finales de 2015 se aprobó una partida de 63.500 euros para acondicionar este local, que hasta entonces utilizaba como almacén la Oficina de Turismo. Se hicieron las obras, incluida una rampa, y se compró el mobiliario. Pero no se abrió.

A finales del año 2017, el gobierno local indicó que la nueva oficina iba a ofrecer más prestaciones, como la tramitación y el pago de las licencias de obras y de otros expedientes. Esto suponía la formación de los empleados (tres o cuatro personas) y la aprobación de una ordenanza que regulara el servicio. Mientras, las pegas al nuevo espacio por parte de los trabajadores que tenían que moverse fueron que el sitio era pequeño y que había poca luz, ha comentado la concejala de Personal, Teresa Sas.

Mary Romero ha señalado que el local cumple con todas las normativas porque  "es una obra que ha encargado el propio Ayuntamiento". El problema de las instalaciones de climatización, una cuestión puntual, quedó solucionado el pasado mes de septiembre, ha apuntado Sas. No obstante, el servicio sigue sin definirse. Se ha planteado incluso aprovechar la coyuntura para disponer allí un punto de orientación, para los ciudadanos que no saben dónde dirigirse para realizar determinados trámites. "Si se va a ese plus haría falta una jefatura de negociado, lo que conllevaría crear una plaza", comentó la responsable de Personal.  "Hay que pensarlo bien porque no se trata de crear un servicio que no solucione las demandas de los ciudadanos", según Teresa Sas.

El presidente del recién constituido comité de empresa del Ayuntamiento, Antonio Larraz, manifiesta que, hasta ahora nadie les ha hecho llegar protesta alguna por el posible traslado.

Romero y Sas han recordado que esta aproximación de los servicios municipales a los oscenses se ha intentado ya en otros mandatos, siempre sin éxito. "Se ha avanzado mucho, pero sería interesante poder usar ese espacio porque el Ayuntamiento no es accesible", insiste la concejala de Atención a la Ciudadanía.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo