Huesca

Defensa acelera las obras del cuartel, donde ya ha invertido 3 de los 15 millones previstos

Ha realizado 16 licitaciones "pero lo importante llegará este año", según el coronel José María Rivera. El alcalde, Luis Felipe, espera que se pueda adelantar la reapertura.

Las obras para poner en servicio el cuartel, tras un año cerrado, empezaron en enero de 2018.
Las obras para poner en servicio el cuartel, tras un año cerrado, empezaron en enero de 2018.
R. G.

El Ministerio de Defensa ha acelerado las obras para intentar dar cabida cuanto antes al cuartel general de la División Castillejos, formado por unos 700 militares, en el Sancho Ramírez de Huesca, que se reabrió hace justo un año. Así lo aseguró este miércoles el alcalde, Luis Felipe, afirmando que "es tan bueno el ritmo de inversiones que es previsible que la conclusión de los trabajos se anticipe unos meses y por tanto podamos contar antes de lo previsto con el cuartel general".

El subdelegado de Defensa en Huesca, el coronel José María Rivera, también confirmó, tal y como avanzó hace unas semanas el número dos del Ministerio, Ángel Olivares, en una visita a la capital, que el desembarco de la División Castillejos comenzará en el primer semestre de 2020, unos meses antes de lo previsto.

Lo dijo en una intervención en un desayuno-coloquio organizado por la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincial de Huesca y de la Asociación de Empresarios del Somontano, celebrado en el Gran Hotel Ciudad de Barbastro. Allí, el coronel Rivera detalló que hasta ahora el Ministerio ha realizado 16 licitaciones de obra y ha invertido 3 de los 15 millones comprometidos en obras, "aunque lo importante llegará en este 2019", remarcó.

La última actuación en el Sancho Ramírez ha supuesto una inversión de 1,5 millones, que irá destinada a remodelar 12 viviendas distribuidas entres bloques que están en el recinto del cuartel. La obras, licitadas hace solo unos días, tienen un plazo de ejecución de 12 meses.

Rivera incidió en el impacto económico que va a tener para toda la provincia la inminente instalación en 2020 de la División Castillejos, compuesta por 700 militares y personal civil, y en particular para las empresas que opten a los contratos por valor de 15 millones de euros. Será el segundo cuartel general del país además del de Burgos, donde estará la División San Marcial.

El coronel explicó que el batallón general de unidad de Huesca, formado por un general y un equipo de unos 60 profesionales, dirigirá a entre 6.000 y 8.000 militares de toda España que se desplegarán por todo el mundo.

A tenor de todas estas cifras, el subdelegado de Defensa recordó las declaraciones realizadas por el alcalde de Huesca, Luis Felipe, quien calificó la llegada de la División Castillejos como "la noticia más importante en los últimos cinco años para la ciudad".

El propio Luis Felipe valoró este miércoles muy positivamente el ritmo de los trabajos y se mostró confiado en que se pueda adelantar la llegada de la División Castillejos "porque ya nos dijeron que si Huesca tenía interés en la reapertura, el Ministerio tenía más".

Además, el alcalde volvió a hacer hincapié en su postura de "no hacer un uso partidista" de la reapertura del cuartel. "Fui muy crítico cuando un Gobierno del PP lo cerró y recibí muy positivamente que el mismo Gobierno de Rajoy lo abriera. Nunca he intentado patrimonializar la reapertura porque ha sido mérito de todos. Es cierto que, como otros, remé en la misma dirección y tuve la ayuda de dos personas", en alusión a la senadora socialista Begoña Nasarre y al exsecretario de Estado y dirigente del PP, Roberto Bermúdez de Castro. "Nadie más me llamó ni me acompañó a ninguna reunión", resaltó.

Etiquetas
Comentarios