Despliega el menú
Huesca

La SD Huesca, cliente habitual del mercado de invierno

En el precedente que más puede acercarse a la situación actual, durante la temporada 2011-12, se produjeron ocho altas y siete bajas en total.

Christian Rivera fue el primer fichaje en lugar del lesionado Luisinho.
La SD Huesca, cliente habitual del mercado de invierno
Pablo Segura

La Sociedad Deportiva Huesca es un cliente habitual de los mercados invernales, a los que ha recurrido con asiduidad en los últimos años. Desde la llegada de los actuales gestores solo ha faltado a la cita en una ocasión, en la temporada 2007-08. Y su reforma más profunda se produjo en unas circunstancias muy similares a las actuales, en las que el club azulgrana busca al menos cuatro o cinco incorporaciones y dará bajas. Durante el curso 11-12, y con la pelea por la permanencia como única y complicada meta, se realizaron ocho incorporaciones y seis descartes.

El Huesca de Francisco Rodríguez y aquel que estaba dirigido por Quique Hernández presentan algunos paralelismos. Como hoy, se produjo un relevo temprano en el banquillo después de que un hombre de la casa, entonces Ángel Royo y en esta ocasión Leo Franco. El veterano preparador valenciano tardó ocho jornadas en encontrar la victoria y hasta entonces, con el equipo sumido en la última plaza, se hizo evidente la necesidad de cambios profundos en la plantilla.

El primero en llegar, con el curso en marcha, fue el portero Luis García, que se encontraba sin equipo. A este respecto, y como también sucede ahora, el Huesca ha solido optar por dejar fichas libres por si aparecen piezas apetecibles que incorporar fuera de plazo. La revolución esperó al mercado invernal con la llegada de seis futbolistas que terminaron desempeñando un papel relevante en la permanencia: Omar Ramos, José Antonio Llamas, Antonio Núñez, Mario Rosas, Jorge Larena y David Rivas.

A cambio, se marcharon Bernardo, Ochoa, Toni, Javi Martínez, Ekhi y Gilvan Gomes, este último fichado por el Hércules. En el tramo final, Carlos Lázaro suplió a David Bauzá por su grave lesión. La foto del final de la campaña ofreció una imagen muy diferente a la del comienzo y la apuesta invernal del Huesca surtió efecto puesto que se sumaron 33 puntos en la segunda vuelta, un bagaje más que suficiente para obtener la salvación.

Durante estos últimos años, el mes de enero ha servido para que los azulgranas incorporasen jugadores que mejoraron el balance de los fichajes veraniegos en varios ejemplos. Así, la lista incluye, entre futbolistas firmados durante estos periodos y en paro, nombres como los de Toni Doblas, Gilvan Gomes, Tariq Spezie, Iñigo Pérez, Carlos Diogo, Dani Pacheco, Fran Mérida, Juan Aguilera o Moi Gómez. Las próximas semanas se anuncian intensas con la esperanza de que la apuesta del club ayude a lograr el objetivo soñado.

Etiquetas
Comentarios