Despliega el menú
Huesca

Simulacro de accidente en un aeropuerto sin apenas pasajeros

Los equipos de emergencias de Huesca se coordinan para atender un falso accidente de un avión con 7 personas a bordo que se sale de la pista y se incendia

Actuación de los bomberos durante el simulacro de accidente en el aeropuerto
Actuación de los bomberos durante el simulacro de accidente en el aeropuerto
Aena

La rutina del aeropuerto Huesca-Pirineos, marcada por su escasa actividad, se ha visto rota este lunes por un simulacro de emergencia aeronáutica, contemplado en su Plan de Autoprotección. La práctica tiene la finalidad de reducir al mínimo las consecuencias de un posible accidente. Y es que el hecho de que en octubre solo pasaran por estas instalaciones seis pasajeros, no lo libra de sufrir una tragedia.

El ejercicio ha contado con la participación de agentes internos y externos para analizar los tiempos de respuesta y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados para atender este tipo de emergencias, según ha informado la empresa Aena.

Entre los medios externos destaca Protección Civil del Gobierno de Aragón, la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Huesca, personal del 112, sanitarios del 061 y Cruz Roja, además de psicólogos y trabajadores sociales. También han participado los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El ejercicio ha simulado el accidente de un avión, con 7 personas a bordo (5 pasajeros y 2 tripulantes), que rompe el tren principal en el aterrizaje, sale de pista y se incendia. Tras el accidente, se declara una emergencia general y se activan todos los medios internos y externos que intervienen. Una vez extinguido el fuego, se coordina la llegada de ambulancias y la atención y traslado a centros hospitalarios de los pasajeros afectados. En cuanto al balance de víctimas, se simula la existencia de heridos de diversa gravedad para que todos los colectivos de intervención en emergencias puedan poner en práctica sus protocolos de actuación y coordinación.

Este simulacro se enmarca en el Plan de Autoprotección del Aeropuerto de Huesca-Pirineos, ha informado Aena, "que se mantiene plenamente actualizado y operativo mediante simulacros periódicos y parciales para poner a prueba y evaluar la capacidad de respuesta de los diferentes servicios aeroportuarios".

El aeropuerto debe estar listo para cualquier eventualidad, a pesar de su escaso tráfico de viajeros. En 2018, el Huesca-Pirineos ocupaba el puesto de cola en cuanto a tráfico de pasajeros, 257. Paradójicamente, escala puestos si hablamos de número de operaciones, con 7.762, gracias a la actividad de la escuela de piloto de Airways Aviation. La última estadística disponible es la de octubre. En los 31 días del pasado mes utilizaron estas instalaciones seis pasajeros, mientras que la escuela realizó más de 900 operaciones. Noviembre mejorará las cifras, gracias a que Huesca juega en Primera División. El pasado domingo aterrizó en el aeropuerto de la capital oscense el club de fútbol del Levante, el primero que elige este medio de transporte.

Etiquetas
Comentarios