Huesca

Actuación de emergencia en el embalse de Montearagón por un derrumbe en la zona de obras para asegurar la ladera

El deslizamiento se produjo a mediados de octubre, cuando los operarios trabajaban en una zanja del talud que se ha movido.

Aspecto del embalse de Montearagón a mediados de este verano.
Aspecto del embalse de Montearagón a mediados de este verano.
Rafael Gobantes

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una intervención de emergencia en el vaso del embalse de Montearagón, en el término de Loporzano, tras un nuevo deslizamiento en la ladera donde se están llevando a cabo obras para estabilizar el terreno. Los movimientos observados en esta zona obligaron a paralizar el llenado del pantano hace cinco años.

El derrumbe se produjo a principios de octubre, unos días antes de las intensas lluvias registradas en esas fechas, que, según la Aemet, dejaron alrededor de 110 litros por metro cuadrado en la zona, próxima a Huesca, y provocaron desprendimientos de rocas en enclaves cercanos al embalse.

Las obras aprobadas, con un presupuesto de 362.250 euros, son necesarias para continuar con los trabajos iniciados este verano en una ladera de la margen izquierda del río, a unos 4 km aguas arriba de la presa, cerca de la cola del embalse. En este punto se están colocando drenajes para captar las aguas superficiales e inflitradas y evacuarlas fuera de la zona deslizada. Para ello, se había excavado una zanja de unos 21 metros de longitud, en la que se colocaron los módulos de entibación, según lo proyectado. No habían pasado más de 12 horas y cuando los operarios iban a hacer el rasante de la zanja se produjo un empuje del terreno que provocó que cedieran los paneles de entibación y que rompió otros materiales colocados en la ladera. Los operarios, según informa el Ministerio de Transición Ecológica, abandonaron el fondo de la zanja apresuradamente por la inseguridad e incertidumbre de si proseguía el empuje.

Cuando se inspeccionó el talud, de 15 metros de altura, se observó que se habían formado varias grietas en la parte de arriba y que salía agua en varias zonas. Se ordenó paralizar las obras hasta que se actuara en la zona movida para dar estabilidad al terreno y total seguridad a los trabajadores.

Las actuaciones que van a realizarse ahora son necesarias para asegurar la colocación de los citados drenes y consistirán en la retirada de todo el material movido excavando el resto del talud afectado por la saturación de agua, aumentando su tendido y retranqueando su pie, donde se colocará un manto de escollera.

Etiquetas
Comentarios