Despliega el menú
Huesca

Condenados a penas de seis meses a dos años de cárcel por compras irregulares en el Ayuntamiento de Monzón

Los cuatro procesados se han declarado culpables tras lograr un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular para rebajar las condenas

El abogado Javier Vilarrubí, a la derecha, estrecha la mano de otro de los letrados del caso tras cerrar un acuerdo entre todas las partes
El abogado Javier Vilarrubí, a la derecha, estrecha la mano de otro de los letrados del caso tras cerrar un acuerdo entre todas las partes
Rafael Gobantes

La Audiencia Provincial de Huesca condenó este martes a penas de entre seis meses y dos años de cárcel a los cuatro acusados por la contratación irregular de la compra de material informático para el Ayuntamiento de Monzón. Además, deberán pagar alrededor de 100.000 euros en concepto de responsabilidad civil para reparar el perjuicio causado a las arcas municipales.

Estaba previsto que fuera un tribunal popular el que enjuiciara el caso al estar imputados por delitos de malversación de caudales públicos y fraude y exacciones fiscales, además de falsedad documental. Sin embargo, la Audiencia desconvocó a última hora la formación del jurado al comunicar las partes que habían llegado a un acuerdo de conformidad. Así, en la sesión de este martes solo ha habido que ratificar el pacto.

Los cuatro procesados se han declarado culpables después que la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por el Ayuntamiento de Monzón, aceptaran una sustancial rebaja de la gravedad de las condenas. Y es que en un principio pedían 11 años de cárcel para el supuesto cabecilla de la trama y 9 para los otros tres acusados.

Según informaron fuentes jurídicas, un exempleado municipal encargado de la compra y supervisión de la instalación de equipos informáticos en la oficina del Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) de Monzón aceptó una condena de dos años de cárcel. Mientras, el responsable de la empresa que instaló los programas informáticos fue condenado a seis meses de prisión. Además, entre ambos tendrán que asumir de forma solidaria 65.000 euros como responsabilidad civil.

Los otros dos procesados, el responsable de la empresa adjudicataria del material informático y la persona que elaboró la memoria para obtener el contrato aceptaron sendas penas de un año de cárcel. Este último tendrá que abonar cerca de 20.000 euros y el primero, otros 15.000.

Javier Vilarrubí, uno de los abogados defensores, ha mostrado su "satisfacción" por el acuerdo alcanzado ya que, en el caso de su cliente, había obtenido una rebaja de la pena de nueve a solo un año de cárcel y subrayó que de los 235.000 euros que se solicitaban inicialmente como responsabilidad civil, la cifra final se había quedado en menos de un 50%.

Los hechos fueron denunciados por el Ayuntamiento de Monzón a finales de 2011 al detectar que muchos equipos informáticos adquiridos no funcionaban, otros se habían comprado supuestamente por encima de precio de mercado y varios programas y equipos comprados no se encontraban en el consistorio.

Etiquetas
Comentarios