Despliega el menú
Huesca

Los regantes aragoneses pagan más por modernizar sus fincas que los de otras Comunidades

Consejeros y altos cargos de seis autonomías analizan en Huesca los distintos modelos de financiación, que ponen de relieve el desequilibrio territorial en las ayudas a los agricultores

La jornada ha reunido en el Palacio de Congresos a 700 personas
La jornada ha reunido en el Palacio de Congresos a 700 personas
Pablo Segura

"Todos somos españoles, pero la realidad es que hay regantes que modernizan sus explotaciones aportando ellos un 15%, con el 85% de subvenciones; y hay regantes, como nosotros (los aragoneses), que lo hacemos con un coste del 106%”, ya que además de amortizar la inversión deben hacerse cargo de los gastos generados por la sociedad pública Seiasa. Lo ha denunciado este miércoles el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo,  ante los representantes seis Comunidades Autónomas invitadas a la 20ªJornada Informativa de Riegos del Alto Aragón, dedicada este año a analizar el Plan Nacional de Regadíos y las diferencias territoriales en la modernización. El encuentro ha reunido a 700 personas en el Palacio de Congresos de Huesca.

Trillo ha lamentado que Aragón sea una Comunidad “tercermundista” en este aspecto. “Parece que unos somos de Primera Regional y otros son de Primera División”, ha declarado, reclamando que no existan esas desigualdades “tan abismales”. Por citar un ejemplo, menciona el caso de una comunidad de regantes que visitó hace poco, modernizada con el material más caro del mercado. “Ellos pagaban 53 euros por hectárea de amortización cada año. Nosotros estamos todos rozando los 200 euros, y algunas por encima”.

Las diferencias en las ayudas se han puesto de manifiesto en la mesa redonda en la que han participado los consejeros de Agricultura de Aragón, La Rioja y Murcia y altos cargos de las consejerías de Andalucía, Valencia y Castilla y León, además del presidente de Seiasa, la empresa pública de infraestructuras agrarias.

El consejero aragonés, Joaquín Olona, ha asegurado que no tiene “ningún complejo de inferioridad”. Ha justificado que de los 199 millones de euros que se van a invertir con el horizonte de 2023, 84 son para modernización y 115 para creación de nuevos regadíos. “Aquí, a diferencia de otras Comunidades, seguimos apostando por la transformación de secano en regadío para mejorar las rentas agrarias”. Francisco Rodríguez, representante valenciano, ha confirmado que ellos no apuestan por nuevos regadíos sino por consolidar los existentes “para racionalizar el consumo de agua y abordar el cambio climático”.

En opinión del presidente ejecutivo de Seiasa, Alejandro Alonso, España necesita seguir invirtiendo en modernización “para garantizar la potente presencia de la agricultura española en los mercados exteriores”. Ha defendido que el instrumento financiero de la sociedad pública es el mismo para toda España, pero son las autonomías, con competencias exclusivas, las que aportan fondos adicionales, sobre todo a través de subvenciones europeas. Seiasa financia el 50% de la obra y los agricultores lo devuelven en un crédito a 50 años, sin intereses.

“Los regantes tienen que hacer fuerza para que la PAC, el Estado y las Comunidades sigan poniendo dinero para modernización de regadíos. Otra cosa es la creación de otros nuevos, algo más complejo”, ha manifestado el presidente de Seiasa, partidario de que los agricultores “no sufraguen a su costa” la renovación de las explotaciones.

El agricultor "genuino" y el "activo"

La jornada ha arrancado con una conferencia de Ricard Ramón, jefe de la Unidad de Prospectiva, de la Dirección General de Desarrollo Rural de la Unión Europea, sobre ‘El futuro de la PAC’. Ha dicho que en el nuevo horizonte 2021-2027, la Comunidad Europea se compromete con una PAC “más eficaz, más simple y más sostenible” para que los recursos vayan donde son necesarios. Los fondos deben dirigirse “al agricultor genuino”, un nuevo concepto que apunta a quien “realmente lo necesita” y sustituye al de “agricultor activo”.

En otra de las mesas redondas, representantes del PSOE, PP, Ciudadanos y Unidos Podemos, han hablado de los distintos modelos territoriales de financiación. La clausura ha corrido a cargo de Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura. Ella se ha referido a la competencia en esta materia de las Comunidades Autónomas, pero cree que el Gobierno central puede influir a través de la negociación de la PAC, en la que se quiere mantener “una política de regadíos potente”, así como de un Plan Director de Regadíos que intente paliar las disparidades territoriales.

Los nuevos regadíos están "mal vistos" en Europa

En cuanto a la creación de nuevos regadíos, teniendo en cuenta las obras pendientes en Riegos del Alto Aragón, mostró el apoyo del Ministerio a los “ya comprometidos”. “Trabajamos con Aragón para la finalización de determinadas obras”, ha dicho, para a continuación reconocer que desde el punto de vista de la UE y de las ayudas europeas es algo "verdaderamente difícil” porque los nuevos regadíos, “desde el punto de vista medioambiental, están mal vistos”. Bombal ha recordado que España es un país mediterráneo con déficit de recursos hídricos. 

Etiquetas
Comentarios