Despliega el menú
Huesca

Atades abrirá un nuevo albergue adaptado para celebrar el 30 aniversario de su centro de Martillué

La entidad, que espera abrir en primavera este nuevo servicio para personas con discapacidad intelectual, ya cuenta en ese mismo complejo con centro ocupacional, residencia, centro vacacional granja escuela, invernadero o circuito de karts.

Foto de familia de autoridades y usuarios celebrando el 30 aniversario del centro
Foto de familia de autoridades y usuarios celebrando el 30 aniversario del centro
Laura Zamboraín

El centro Ignacio Claver de Martillué, de Atades Huesca, comenzó su andadura como un centro de día con tal sólo seis usuarios. Y 30 años después crea trabajo, organiza talleres, cuenta con un centro vacacional y participa en la cooperación transfronteriza. Hoy en día, este centro presta apoyo en su vida diaria a 38 personas con discapacidad intelectual, 14 como usuarios de centro de día y 24 en centro de día y residencia y cuenta con una plantilla de 20 profesionales.

El complejo, que incluye una granja escuela, invernadero o circuito de karts, celebra su 30 aniversario con el anuncio de un nuevo albergue de peregrinos adaptado, gracias al proyecto europeo Jacob@acces, que se pondrá en funcionamiento la próxima primavera. De esta manera las personas con discapacidad intelectual, física o sensorial que realicen el Camino de Santiago podrán disponer de manera gratuita de un espacio totalmente adaptado.

La historia del centro de Atades en Martillué comenzó en 1988, cuando se puso en marcha un centro ocupacional, tras la rehabilitación de un vivero abandonado propiedad de Icona. En 1991 se puso en funcionamiento la residencia, ubicada en las rehabilitadas escuelas de Martillué cedidas por el Ayuntamiento de Jaca. Uno de los momentos más importantes se vivió en 2005, cuando comenzó la construcción del centro vacacional, con capacidad para 30 personas.

Y en este 30 aniversario, contará con el primer albergue para peregrinos adaptado que forma parte del proyecto europeo Jacob@cess. Una iniciativa de la que forman parte Atades Huesca, el Ayuntamiento de Jaca, la Comunidad de municipios de Iholdi?Oztibarre, de la región francesa de Aquitania, el Ayuntamiento de Pamplona, la entidad social francesa Espace de Vie pour Adultes Handicapés (E.V.A.H.) y la fundación navarra por la igualdad de oportunidades Koine?Aequalitas, que impulsa la construcción de un circuito transfronterizo totalmente adaptado para que las personas con discapacidad puedan descubrir el patrimonio y disfrutar de la experiencia del Camino de Santiago.

Atades abrirá un nuevo albergue adaptado para celebrar el 30 aniversario de su centro de Martillué

El albergue tiene una superficie de 150 metros cuadrados, de los cuales son útiles 125, y tiene diferenciadas dos zonas, con capacidad para 12 personas. Dentro de este proyecto se incluye también un centro adaptado de interpretación del Camino de Santiago que se está construyendo en la casa Don Valero de Jaca.

El presente del centro Ignacio Claver de Martillué pasa por el impulso del empleo para personas con discapacidad, la escuela taller Germina con 9 alumnos de menos de 25 años que recibirán el título de auxiliar en agricultura ecológica, la primera escuela taller de las comarcas de la Jacetania y Alto Gállego y la prolongación del Centro Especial de Empleo Pirineos, que que proporciona un servicio de jardinería especializado para las dos comarcas. Ha creado 4 puestos de trabajo en Jaca, 3 son personas con discapacidad.

Y el futuro, según el gerente de Atades Huesca Miguel Ángel López, pasa por el impulso del centro vacacional, que “será un centro abierto a todo el mundo para que la inclusión sea efectiva”. Y por la puesta en marcha del nuevo albergue adaptado de peregrinos, que “ya no es un proyecto, es una realidad", según ha apuntado el alcalde jaqués Juan Manuel Ramón.

“Es un centro joven, pero con bases sólidas y es momento de mirar las dificultades que ha habido, ya que cuando se comenzó se dudaba incluso por el propio Atades Huesca de la viabilidad del proyecto”, ha reconocido el presidente de Atades Huesca, Lorenzo Torrente. “Hoy nos encontramos con una realidad muy distinta en la que se da servicio a muchos ciudadanos con capacidades diferentes de las comarcas de la Jacetania y Alto Gállego, y donde no solo hablamos de residencia, es un proyecto muy ambicioso”.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha asistido este jueves al acto conmemorativo que ha tenido lugar en el propio centro de Martillué y ha subrayado que desde el Gobierno de Aragón “hemos apoyado siempre esta iniciativa, tanto con la concertación de plazas, aquí tenemos 35, tanto con el apoyo a través de subvenciones para proyectos”.

En el acto celebrado con motivo del aniversario, los usuarios del centro han presentado un cómic que han elaborado para esta conmemoración, en el que se narra la historia de estos 30 años y que formó parte de la pasada edición del Salón del Cómic Hispano Francés en Jaca.

Etiquetas
Comentarios