Despliega el menú
Huesca

El hotel Pedro I de Huesca descubre una de sus fachadas tras las obras

El establecimiento es objeto de una profunda reforma para  pasar a la categoría de cuatro estrellas.

La fachada del Pedro I que da a la calle del Parque ha quedado a la vista.
La fachada del Pedro I que da a la calle del Parque ha quedado a la vista.
Rafael Gobantes

Los efectos de las obras de reforma del Hotel Pedro I, en el centro de Huesca, ya son visibles. Ha quedado a la vista la fachada del establecimiento que da la calle del Parque y el resultado llama la atención de los peatones. El blanco y el verde que definían su imagen ha cambiado al rojizo y negro. No obstante, todavía queda mucho para finalizar los trabajos, que se llevan a cabo por fases y se alargarán hasta el próximo mes de abril. Cuando terminen, la oferta hotelera de la capital oscense contará con un nuevo cuatro estrellas. 

El Grupo Gargallo, al cual pertenece el Pedro I, invierte 6 millones de euros para el acondicionamiento de las instalaciones. La intervención se lleva a cabo por fases, de manera que el establecimiento no ha tenido que cerrar durante las obras. Esto es posible porque el hotel está formado por dos edificios. El primero de ellos data de 1966 y el segundo, que supuso una ampliación, se construyó en 1989.

Las obras, que no inciden en la estructura, conllevan la renovación del mobiliario, la mejora de la accesibilidad y el cambio de las redes de suministros para conseguir una optimización energética. En la fachada que ha quedado a la vista se adivina el vacío de la primera planta, sobre la recepción. El salón aquí ubicado va a reconstruirse por completo.

El hotel tiene 129 habitaciones, que pueden quedar en alguna menos tras la reforma. Los trabajos comenzaron en junio y el proyecto responde a la apuesta del Grupo Gargallo en todos los establecimientos de Aragón.

Etiquetas
Comentarios