Huesca
Suscríbete

El IBI subirá un 2% el año que viene en Huesca pese al rechazo de las ordenanzas en el pleno

Cambiar vota contra la propuesta del gobierno municipal del que formó parte hasta septiembre. El conflicto por el voto proporcional en las comisiones pone en peligro las inversiones de 2019.

El alcalde de Huesc,a el socialista Luis Felipe, sale del salón de plenos para un receso. A su izquierda, los concejales de Cambiar Huesca hablando.
El alcalde de Huesc,a el socialista Luis Felipe, sale del salón de plenos para un receso. A su izquierda, los concejales de Cambiar Huesca hablando.
Rafael Gobantes

Los vecinos de Huesca tendrán que afrontar el año que viene una nueva subida del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). Será del 2% y se aplicará a pesar de que este miércoles 17 de octubre el pleno del Ayuntamiento ha rechazado la propuesta de modificación de ordenanzas fiscales para 2019 presentada por el equipo de gobierno (PSOE-Aragón Sí Puede).

Cambiar, que ya había dicho que votaría en contra de quienes fueron sus socios hasta septiembre si no se resolvía a su favor el recurso presentado para recuperar el voto proporcional en las comisiones, ha cumplido lo anunciado. PP y Ciudadanos también las rechazaron. Fueron 15 contra 10, lo que supondrá prorrogar los impuestos de 2018. El IBI, marcado por Hacienda a petición del Ayuntamiento antes del 31 de mayo para completar la actualización catastral, queda fuera de la propuesta rechazada.

La sesión plenaria comenzó viciada por lo ocurrido en las últimas semanas. PP y Cambiar han recurrido los acuerdos de las comisiones de Medio Ambiente, Servicios Sociales y Desarrollo porque no se aplicado el sistema de voto proporcional a la hora de elegir nuevos presidentes. Estas áreas estaban en manos de la plataforma de izquierdas hasta principios de septiembre, cuando el alcalde, Luis Felipe (PSOE), expulsó a este grupo del tripartito por la ‘falta de confianza’ tras la crisis institucional que provocaron las supuestas agresiones sexuales en fiestas de San Lorenzo.

Esta decisión ha conllevado la pérdida de la mayoría absoluta que PSOEy Aragón Sí Puede conseguían con Cambiar. Coincidiendo con este cese, se ha producido el cambio en el sistema de votación en las comisiones municipales, donde el voto era proporcional al número de concejales en la corporación. Ahora, se cuenta según los representantes de cada partido: dos del PP (que tiene 9 ediles), dos del PSOE (con ocho) y uno de Cambiar (4), otro Ciudadanos (2) y otro de Aragón Sí Puede (2). En el caso de producirse un empate, como ocurrió en Hacienda con la abstención de los exsocios del gobierno local, decide el voto de calidad del presidente. El PP también ha recurrido el dictamen de dicha comisión por considerar que contraviene el acuerdo del pleno de pleno de julio de 2015 y pidió que el asunto se retirara del orden de día. Al no conseguirlo, como protesta ha presentado una enmienda que no era otra cosa que su modelo de ordenanzas para 2019. Fue rechazada porque ningún grupo la apoyó, incluido Cambiar.

PP y Ciudadanos han rechazado la modificación porque ambos defendían la bajada del IBI, un 5 y un 10% respectivamente. Los populares, además, plantearon rebajas en el impuesto de vehículos, plusvalías, IAE, las licencias de apertura, las basuras y el agua. Estas propuestas suponían un reducción de ingresos de 800.000 euros (PP) y de 1,5 millones (C’s). Desde el PSOE y Aragón Sí Puede se les ha preguntado qué servicio público iban a suprimir porque no podría pagarse.l

La premisa

El gobierno local aceptó las tres propuestas de Cambiar, entre ellas la rebaja del tipo impositivo de IBI un 2% para contrarrestar la subida. Pero no ha logrado su apoyo. El concejal Pablo Malo ha insistido en que la premisa para este respaldo era mantener el voto ponderado, "pero no se ha producido ni un gesto en este sentido". Según el responsable de Hacienda, José M.ª Romance, la forma de contar el voto ha cambiado porque hasta ahora no se hacía bien: "El acuerdo de julio de 2015 iba en contra de la Ley de Haciendas Locales, según un informe jurídico". "Ahora hay un recurso que debe resolverse", dijo. La portavoz de Aragón Sí Puede, Mary Romero, incidió en que se trata de una cuestión jurídica y consideramos que "esto es un chantaje político".

Lo ocurrido en el pleno de ayer ha sido un aviso de lo que puede suceder con los presupuestos del año que viene, ya que Cambiar mantiene la misma premisa para apoyarlos. Si no salieran adelante, no habría inversiones. El gobierno local señaló que van a negociar con todos los grupos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión