Despliega el menú
Huesca

Radiografía de la discapacidad en Huesca: más pobres y al cuidado de mujeres mayores de 50 años

El Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial se suman al proyecto Huesca más inclusiva (H+i) promovido hace dos años por el Ayuntamiento oscense, la coordinadora Cadis y la Obra Social la Caixa para fomentar la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad.

Representantes de las instituciones y entidades implicadas en el proyecto Huesca más inclusiva
Representantes de las instituciones y entidades implicadas en el proyecto Huesca más inclusiva
Rafael Gobantes

Un nivel educativo y una capacidad de inserción laboral más baja que la media de la provincia, menor poder adquisitivo y al cuidado de mujeres mayores de 50 años. Es el perfil de las personas discapacitadas en Huesca, según el avance del estudio llevado a cabo por las investigadoras de la Universidad de Zaragoza Rosa Aísa y Gemma Larramona para Huesca más inclusiva (H+i). Se trata de un proyecto que se puso en marcha hace dos años a través de un convenio entre el Ayuntamiento oscense, la Coordinadora de Asociaciones de Discapacitados Cadis y la Obra Social la Caixa y al cual se han sumado ahora el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial.

Representantes de las instituciones y colectivos implicados en H+i han celebrado en la mañana de este viernes 28 de septiembre una sesión de trabajo en Huesca en la que se han expuesto las primeras conclusiones del estudio encargado para valorar la situación de las personas discapacitadas o dependientes entre 18 y 67 años en la provincia. Las investigadoras han realizado 366 encuestas.

El informe completo se presentará en las próximas semanas. No obstante, el presidente de Cadis, Francisco Ratia, ya ha señalado que los resultados reflejan líneas que marcan un clara tendencia. "Las personas dependientes y discapacitadas que necesitan cuidados básicos tienen como cuidadores a mujeres mayores de 50 años", ha manifestado. Según ha dicho, es un dato significativo que nos tiene que llevar a la reflexionar y que "obliga a las administraciones a pensar qué servicios y qué plazas tienen que crear para atender a esas personas cuando claudiquen quienes los atienden en casa".

El proyecto H+i se puso en marcha en 2016 con un programa de acciones concretas para la inclusión de las personas con discapacidad y dependencia de la capital oscense: accesibilidad universal, participación social, voluntariado, empleo, vivienda, educación inclusiva así como apoyo a los servicios, las familias y el movimiento asociativo. El convenio entre las tres entidades que lo impulsaron se renovó este verano.

Etiquetas
Comentarios