Despliega el menú
Huesca

El aluvión de reclamaciones por cláusulas suelo mantiene colapsados los juzgados de Huesca

Jueces y fiscales de la provincia reivindican su independencia y piden más coordinación para asistir a las víctimas de violencia de género

Santiago Serena, durante su discurso en el acto de apertura del año judicial en Huesca
Santiago Serena, durante su discurso en el acto de apertura del año judicial en Huesca
Rafael Gobantes

El aluvión de demandas por las cláusulas suelo abusivas colapsó los juzgados de Huesca en 2017 tras la llegada de 535 reclamaciones y en lo que va de año la presión se está manteniendo en niveles similares con la presentación de 355 más, obligando al Gobierno de Aragón a reforzar la plantilla con un juez más desde el pasado mayo.

Así lo ha asegurado este viernes el presidente de la Audiencia Provincial, Santiago Serena, quien ha afirmado que las "campañas de propaganda" que han lanzado muchos despachos de abogados para solicitar la devolución de estas cláusulas han disparado el número de demandas. Para intentar aliviar el atasco, todos los asuntos se han concentrado en el juzgado número 5 y se ha redistribuido el resto de su carga de trabajo en el resto de órganos de primeras instancia e instrucción de la capital.

Este fue solo un ejemplo de la carencia de medios humanos que ha denunciado Serena durante el acto de apertura del año judicial, donde se volvió a lamentar del "déficit" de jueces en relación a la media de otros países europeos, donde casi se duplica.

El presidente volvió a reivindicar, además, una separación de la jurisdicción penal y civil en Audiencias Provinciales mixtas como la de Huesca. "Ya va siendo hora porque el número de asuntos aumenta poco a poco ya que tenemos que resolver recursos de apelación de todas las materias civiles, sean de familia, concursal o reclamaciones, y también del ámbito penal. Y esa falta de especialización dificulta la resolución", se quejó. En 2017 contaron con un refuerzo de la juez de Menores, pero la medida expiró en enero de este año.

Por otra parte, tanto Serena, en representación de jueces y magistrados, como Juan Baratech, fiscal jefe provincial, han coincidido en reivindicar la independencia de ambos colectivos. En este sentido, el presidente de la Audiencia ha resaltado que "los jueces están más de moda que nunca, pero no siempre para bien". Ha reconocido que sus decisiones y la actividad de los tribunales están sujetas al análisis y a la crítica, "pero no a la descalificación y al insulto", ha añadido.

También el fiscal ha criticado los "numerosos ataques" a la independencia judicial, aunque se congratuló de que por fortuna son "poco efectivos". Ha coincidido con Serena en que "la crítica a las resoluciones judiciales es posible", pero también ha denunciado que "unos ataques fomentan la animadversión del ciudadano y otros se centran en el insulto sobrepasando los límites racionales de la ética".

El aluvión por reclamaciones por cláusulas suelo mantienen colapsados los juzgados de Huesca

Además, jueces y fiscales han reclamado de forma conjunta una actuación "más coordinada" en los casos de violencia de género entre las muchas instituciones, organismos y entidades sociales que disponen de recursos para atender a las víctimas. "Hay que hacer una evaluación de todos los medios para usarlos de la forma más adecuada y dar pronta respuesta a situaciones inmediatas como, por ejemplo, dónde pasa la noche una víctima ya que hay varios recursos pero a veces no los conoces", ha dicho Santiago Serena.

Mientras, Juan Baratech ha apelado a estar "especialmente atentos" a la protección de las víctimas de violencia de género o de delitos sexuales. Y ha comparado el "dolor" que le produce cada asesinato de una mujer "con las impresiones que sentíamos todos en los años más duros del terrorismo". Por ello, ha animado a aumentar la eficacia de las actuaciones judiciales "para contribuir a la erradicación de todas de las formas de violencia contra la mujer".

Etiquetas
Comentarios