Despliega el menú
Huesca

Huesca da la bienvenida al otoño mirando el cosmos

La Agrupación Astronómica ha organizado en el Planetario una observación del equinoccio de otoño, una de las dos ocasiones de todo el año en que el sol se pone por el oeste

Unas 30 personas han asistido al acto organizado en el Planetario de Aragón.
Unas 30 personas han asistido al acto organizado en el Planetario de Aragón.
M. B.

La llegada del otoño se celebra también desde un punto de vista científico y atrae a los más curiosos. A menudo, astronomía y astrología se unen y no pueden desgajarse una de la otra. Así se entiende desde la Agrupación Astronómica de Huesca, que este lunes ha organizado una sesión divulgativa en el Planetario de Aragón para contextualizar la venida de esta estación y contar a los presentes, unas 30 personas, certezas empíricas y afirmaciones costumbristas vinculadas a las puestas de sol. Ha ejercido de guía Carlos Garcés, miembro de la Agrupación e historiador conocedor de miles de datos y anécdotas.

Garcés ha explicado que se trataba de una puesta de sol “muy particular”. Y es que el astro se ha escondido a las 19.54 por el oeste, algo que solo ocurre en esta fecha y en el equinoccio de primavera, el tránsito exacto entre una estación del año y otra. Como ha matizado, “no es que el sol se ponga, eso es un residuo del terracentrismo. En realidad nosotros nos movemos a su alrededor, pero siempre quedará esa expresión”.

El otoño comienza cuando el sol está situado en el plano del ecuador terrestre y la duración del día y la noche prácticamente coinciden. Lo hizo el pasado domingo 23 de septiembre a las 3.54, hora oficial peninsular, según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional del Instituto Geográfico Nacional y el Ministerio de Fomento. Durará 89 días y 20 horas y terminará el 21 de diciembre con el comienzo del invierno.

Este lunes, tras la puesta de sol, el planeta Venus ha sido visible durante un breve lapso de tiempo ya que se encontraba muy bajo en el horizonte. También lo han sido Júpiter, Saturno y Marte, que se podrán observar a simple vista, sin la ayuda de un telescopio, durante todo el otoño. La luna ha salido a las 19.36 y estará llena y ubicada en la constelación de Aries desde el martes. Por otra parte, el domingo 28 de octubre tendrá lugar el cambio de hora para recuperar el horario de invierno.

Durante los equinoccios, tanto en el de otoño como en el de primavera, el día y la noche duran aproximadamente lo mismo, unas 12 horas cada uno. Son los únicos días del año en que el sol sale exactamente por el este y se pone exactamente por el oeste.

En Huesca, en torno al equinoccio de primavera, el día se alarga unos tres minutos cada jornada. El sol sale y se pone asimismo por el este y el oeste. La estrella del sistema solar sale y se pone en los puntos del horizonte que señalan estos puntos cardinales dos días al año: en los equinoccios de primavera (hacia el 20 de marzo) y de otoño (en torno al 23 de septiembre). Durante la primavera y el verano, el sol sale entre el este y el norte y se pone entre el oeste y el norte; en otoño e invierno, por el contrario, sale por el sureste y se pone por el suroeste.

Además, el otoño solo rige en los países del hemisferio norte, mientras que en los del sur es primavera. En aquellos que se encuentran a lo largo del ecuador terrestre, durante los equinoccios el sol se sitúa a mediodía justo encima de la cabeza y, en ese momento, no hay apenas sombras.

Etiquetas
Comentarios