Despliega el menú
Huesca

Un refugio cinco estrellas en el techo del Pirineo

Más de 200 montañeros participaron el sábado en la inauguración de las nuevas instalaciones de Cap de Llauset, en las que se han invertido un total de 2,5 millones de euros

Más de 200 montañeros participaron en la jornada festiva en Cap de Llauset
Más de 200 montañeros participaron en la jornada festiva en Cap de Llauset
DPH/Javier Blasco

Montanuy vivió este sábado un día de fiesta con la inauguración las obras finales del refugio guardado Cap de Llauset, el más alto de todo el Pirineo a 2.425 metros de altitud y el más oriental, después de una inversión total de 2,5 millones de euros acometida en seis años ya que solo se han podido realizar durante los períodos estivales por las condiciones orográficas.

Más de 200 montañeros quisieron participar en el estreno de las nuevas instalaciones que han sido financiadas por la Federación Aragonesa de Montañismo, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y la Diputación Provincial de Huesca.

El presidente de esta última, Miguel Gracia, aprovechó la inauguración para reivindicar la necesidad de establecer una complicidad entre el medio urbano y el rural porque ambos se necesitan, y de apostar por la ganadería extensiva como actividad para mantener la sostenibilidad territorial. "Los habitantes de la montaña, los ganaderos, son quienes mantienen y cuidan este entorno natural que luego disfrutamos todos; no son agresores sino son los que se aseguran que el paisaje llegue hasta nuestro día gracias a su actividad", dijo.

Con esta ampliación, el refugio pasa de 36 a 86 plazas entre los dos edificios, cada uno de dos plantas y un sótano. Cuenta con todos los equipamientos e instalaciones necesarias para la comodidad y descanso de los usuarios. Además, las instalaciones cuentan estación meteorológica, abastecimiento de agua y helipuerto.

El diseño, trabajo de los arquitectos Alejandro Royo y Ramón Solana, ha cuidado especialmente la minimización de los consumos de energía utilizando modernas técnicas para facilitar su capacidad de aislamiento.

Aparte de su localización envidiable al abrigo del parque Posets-Maladeta, que concentra el mayor número de cumbres de 3.000 metros de la provincia, sirve para completar la ruta transpirenaica GR11, uno de los senderos por etapas más transitados en Aragón y un importante reclamo para senderistas de todo el país

Joan Garrigós y Luis Masgrau, presidentes de las Federaciones de Montañismo de España y de Aragón, respectivamente, destacaron que se trata de un refugio que ofrece seguridad a los montañeros, confort a los usuarios y trabajo en condiciones dignas tanto a los guardas que trabajan en él como a los cocineros y otros ayudantes que hacen posible la actividad de este refugio.

100.000 pernoctas en refugios

Desde que se inauguró la primera fase en julio de 2016, con 32 plazas, ya ha recibido a alrededor de 7.500 visitantes, una cantidad que viene a sumarse a las excelentes cifras de los refugios de la provincia de Huesca, que cerraron el año pasado con cerca de 100.000 pernoctaciones.

Por su parte, la alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza, agradeció la voluntad de los propietarios de esta zona de Aneto que han cedido terrenos para la construcción de este refugio y valoró muy positivamente que esta infraestructura sea generadora de riqueza y actividad económica para la zona, ya que habrá entre 4 y 6 personas trabajando en turnos durante todo el año.

También participaron en esta jornada Maribel de Pablo, diputada provincial de Desarrollo Territorial y Medio Natural, la presidenta de la Comarca de Ribagorza, Lourdes Pena, el senador Marcelino Iglesias, responsables de la Guardia Civil y de los grupos de Montaña, alcaldes de la zona como el de Bonansa y el de Pont de Suert, miembros de Protección del Valle de Arán, el ex alcalde de Montanuy, José María Agullana, el gerente de Prames, Sergio Rivas, y su antecesor, Modesto Pascau, encargado de presentar el acto. Además, hubo una nutrida presencia de vecinos de Aneto y de Peña Guara, con su presidente Manolo Bara, al frente, así como miembros de clubes de montaña de Teruel, Navarra, Cataluña, País Vasco, Navarra y el Club Alpino Francés (Tarbes y Toulouse).

Etiquetas
Comentarios