Despliega el menú
Huesca

Los usuarios de Atades presentan un trabajo en el Salón Hispano Francés de Jaca

Ha sido elaborado por personas con discapacidad intelectual y conmemora los 30 años de historia del centro Ignacio Claver de Martillué.

Usuarios de Atades Huesca durante la elaboración del cómic.
Usuarios de Atades Huesca durante la elaboración del cómic.
Heraldo.es

Este sábado 1 de septiembre Atades Huesca participará en el Salón Hispano Francés del Cómic (www.saloncomicjaca.com/) en Jaca con la presentación de un cómic realizado por un grupo de usuarios del Centro Ignacio Claver de Martillué.

La historieta narra la historia de un peregrino que llega a Martillué de forma casual y 30 años más tarde redescubre el centro, que ha sufrido cambios tan significativos como la construcción de un bonito centro vacacional destinado a personas con discapacidad o la apertura de un albergue para peregrinos.

De esta forma, el centro revive su propia historia y cuenta los cambios que han acontecido estos últimos 30 años.

El tebeo está compuesto por varias viñetas, realizadas por ocho personas con discapacidad intelectual con el apoyo de dos monitoras. El trabajo ha logrado generar el interés entre los usuarios "porque es un proceso muy creativo en el que todo el grupo puede aportar y contribuir".

Después de varias semanas de trabajo, el cómic se presentará este sábado 1 de septiembre a la 13.00 en el espacio de charlas y exposiciones del Pabellón de Hielo de Jaca, dentro de la programación del Salón Hispano Francés del Cómic, que reúne a más de 60 profesionales y que se ha consolidado como un espacio común para el mundo del tebeo aragonés. Está organizado por la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic. 

30 años en el Pirineo

El centro Ignacio Claver de Atades Huesca, ubicado en Martillué (Jaca), inició su andadura en 1988 en un solar cedido por el Icona y el Ayuntamiento de Jaca, con la creación del Centro Ocupacional Ignacio Claver. En una primera fase funcionó como centro de día con apenas 10 usuarios y a partir de 1991, como residencia.

En el año 2010, el centro vacacional comenzó a funcionar a pleno rendimiento y se dio por finalizada la construcción y puesta en marcha de la granja escuela; completando de esta forma las actividades y servicios ofertados al colectivo de personas con discapacidad intelectual.

Desde entonces, el centro no ha dejado de crecer y cuenta ya con un nuevo taller ocupacional, un centro vacacional con pista de educación vial, varios bungalós y un albergue de peregrinos que será inaugurado el próximo mes de octubre gracias al Proyecto Jacob@ccess, coincidiendo con la celebración del 30 Aniversario de la llegada de Atades Huesca al Pirineo oscense.

Etiquetas
Comentarios