Despliega el menú
Huesca

Fomento inicia las obras del tramo Huesca-Siétamo en la autovía A-22

Este lunes han empezado, por fin, los trabajos para construir el tramo de 12,8 km que completarán la vía rápida entre la capital oscense y Lérida.

Talud próximo a Siétamo, donde termina la autovía Huesca-Lérida.
Talud próximo a Siétamo donde termina la autovía Huesca-Lérida
Rafael Gobantes

El Ministerio de Fomento ha iniciado este lunes, 27 de agosto, las obras del tramo Siétamo-Huesca, en la autovía A-22. El presupuesto de esta actuación asciende a 46,77 millones de euros. Con su finalización, bloqueada en los últimos cinco años, se acabará con un cuello de botella por el que transitan 12.000 vehículos diarios. De hecho, es uno de los tramos con mayor intensidad de tráfico de la provincia, solo superado por la autovía de Huesca a Zaragoza (A-23). Los trabajos finalizarán en 2021.

La autovía A-22 está completamente en servicio desde Lérida hasta Huesca, salvo el tramo de 12,8 km de longitud entre Siétamo-Huesca. Una vez que esté  ejecutado permitirá descargar el tráfico de la actual N-240 en las proximidades de la capital oscense.

De esta forma se completará la autovía A-22, lo cual supone un paso más en la construcción de un gran eje vertebrador entre Pamplona, Jaca, Huesca y Lérida que incluye las autovías A-21 y la A-23, reduciendo tiempos de recorrido y aumentando la seguridad y comodidad de los usuarios.

El trazado del tramo Siétamo-Huesca atraviesa los términos municipales de Siétamo, Loporzano, Quicena y Huesca. En los primeros 8 km se construirá una autovía de nuevo trazado, mientras que para el resto se llevará a cabo un desdoblamiento por el lado norte de la carretera N-240 a lo largo de la Ronda Norte de Huesca, hasta la conexión con la autovía A-23.

La autovía dispondrá de cuatro enlaces: uno en Loporzano, otro en Montearagón y dos en ronda Norte de Huesca (centro y oeste)

El proyecto incluye la construcción de 2 viaductos, 7 pasos superiores y 7 pasos inferiores, entre los que destaca el nuevo viaducto sobre el río Flumen, con una longitud de 100 metros.

Al discurrir la autovía en las cercanías de la ciudad de Huesca se afectan numerosos servicios, que se reponen: líneas telefónicas, tuberías de abastecimiento de agua, gaseoductos, acequias y líneas eléctricas de alta tensión.

La carretera intercepta cinco vías pecuarias que se reponen en la longitud afectada: Cañada Real de Igriés, Vereda de Loporzano, Cordel del Saso, Vereda de Siétamo a Loporzano y Colada de la Costera.

Etiquetas
Comentarios