Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La romería de Santa Orosia estrena la declaración de BIC Inmaterial

La peregrinación desde Yebra de Basa al santuario del monte Oturia reune a más de 1.500 personas

Los ritos y tradiciones en torno a Santa Orosia en la provincia de Huesca han comenzado una nueva andadura con su reciente declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial. En Yebra de Basa cientos de romeros ascendieron ayer con la cabeza de la santa por la senda que llega hasta uno de los lugares más evocadores del Pirineo, la ermita que lleva su nombre. A los pies del monte Oturia se representó el dance típico con el ancestral salterio para finalizar con una pastorada.

Más de 1.500 personas acudieron a la romería en un año muy especial por haber obtenido esta declaración. Entre ellas estaban la vicepresidenta de la Diputación de Huesca, Elisa Sancho; el alcalde de Yebra de Basa, José Lafragüeta; la presidenta de la Comarca del Alto Gállego, Lourdes Arruebo; o la consejera del Gobierno de Aragón María Victoria Broto, además de diputados provinciales y alcaldes de pueblos vecinos.

Hasta el santuario llegaron vecinos y descendientes de Yebra, y también los de zonas próximas como Sobrepuerto, la Guarguera, Biescas, la Galliguera, Fiscal... e incluso desde las zonas de Somontano o Monegros. A ellos se sumó una delegación de Farasdués, localidad de las Cinco Villas, y otra de la localidad italiana de Pralungo, que comparten la devoción por la santa.

La otra gran celebración de la jornada tuvo lugar en Jaca, en el día central de sus fiestas patronales, con una misa solemne en la catedral y la procesión hasta la plaza Biscós con el relicario en el que se conservan los restos de Santa Orosia. La leyenda atribuye a un pastor llamado Guillén el hallazgo de las reliquias y su reparto entre Yebra de Basa, donde quedó su cabeza, y Jaca, donde llegó el cuerpo.

Hoy los romeros contaban que Orosia era una princesa de Bohemia que venía a Aragón para casarse con un príncipe Fortún Garcés. Su comitiva, a pesar de buscar en su viaje refugio en los Pirineos, fue descubierta por tropas islámicas. Su ámbito de influencia también la vinculan a catástrofes naturales como sequías, plagas y pestes, además de la liberación de los demonios y malos espíritus, tampoco faltan los milagros atribuidos a la santa.

Ruta por las ermitas

Para los que la han hecho a pie, la romería ha partido pasadas las siete y media de la mañana de la iglesia parroquial de Yebra de Basa y durante el camino que sigue el barranco del río ha llamado especialmente la atención este año la belleza del paisaje, además del numeroso e importante patrimonio religioso por el que cada 25 de junio se pasa: desde la ermita del Augusto y la de las Escoroniellas, y una tercera ermita que lleva por nombre las Arrodillas para llegar a las de San Cornello y de la Cueva, situadas junto a la cascada del Chorro.

Pasadas dos nuevas ermitas, la de San Blas y poco después, la de Santa Bárbara se llega ya al monte Oturia. Para que el camino pueda recorrerse por los cientos de romeros y la santa llevada en la urna, días antes los integrantes de la Asociación O'Zoque, el Ayuntamiento de Yebra de Basa y las brigadas de la Comarca lo han hecho más accesible.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión