Despliega el menú
Huesca

... Y anega campos de cultivo en el Bajo Cinca

Fraga, Osso de Cinca y Zaidín están entre las localidades afectadas por la crecida del rio Cinca.

Campos anegados en zonas del Bajo Cinca.
Campos anegados en zonas del Bajo Cinca.

El desalojo de agua del embalse de El Grado tiene su reflejo en el sur de la provincia de Huesca, donde hay campos de cultivo, caminos rurales y zonas recreativas anegadas, todas ellas situadas en las inmediaciones del río Cinca, que ha llegado a un caudal máximo de 444 metros cúbicos por segundo a su paso por la ciudad de Fraga.

Allí, en la capital del Bajo Cinca, la Policía Local ha cortado los accesos al parque fluvial así como a las dos zonas de pesca recreativas, que han quedado inundadas, y además, han intensificado su vigilancia para evitar situaciones de riesgo, según ha explicado el alcalde de la ciudad, Miguel Luis Lapeña.

En Osso de Cinca, el agua ha inundado zonas de huerta y campos de cultivos situados en el denominado paraje de Los Sotos, justo en las inmediaciones del cauce fluvial. Además de una merma en las cosechas, el alcalde del municipio, Antonio Romero, considera que estas inundaciones causarán importantes daños en acequias, desagües y caminos rurales.

El primer edil se muestra "molesto" ante la falta de aviso del desembalse previsto, que ha pillado desprevenidos a los municipios del sur de la provincia, y además, considera que las consecuencias hubieran sido "mucho menores de llevarse a cabo una limpieza selectiva del cauce del río Cinca". De hecho, "se trata de una crecida ordinaria que el cauce absorbía sin dificultades hace unos 10 o 15 años", ha señalado.

Por precaución, el Ayuntamiento de Osso de Cinca ha lanzado un bando alertando a la población de la crecida del río y llamando a la prudencia. La misma medida ha tomado el consistorio del cercano municipio de Zaidín, donde también han quedado anegadas algunas zonas de cultivo cercanas al río Cinca.

A lo largo de los últimos meses, se han producido varias crecidas del río Cinca. En Fraga, la badina de pescadores ha sufrido numerosos cortes y además, una vez que recupere la normalidad, será necesaria su limpieza, ya que acumula maleza y troncos arrastrados por el cauce.

Etiquetas
Comentarios