Huesca

La crecida del Cinca aconseja cerrar el parque fluvial de Fraga

Los principales embalses del Alto Aragón, a más del 95% de su capacidad, sueltan agua por las tormentas de los últimos días y ante la previsión de más lluvia

El Ayuntamiento cerró ayer los accesos al parque fluvial
El Ayuntamiento cerró ayer los accesos al parque fluvial
Heraldo

En Fraga, una vez más, la crecida del río Cinca ha obligado este jueves a cortar los accesos al parque fluvial y las zonas de pesca recreativas situadas dentro del casco urbano. Al mediodía, el caudal, alimentado por las últimas precipitaciones y las sueltas de los embalses, ya rondaba los 400 metros cúbicos por segundo.

La Policía Local vigila las tres zonas inundables con el fin de evitar que la población sobrepase los precintos colocados. Hace un mes, el pasado 30 de abril, ya fue necesario cortar el acceso a las mismas zonas por la crecida del río Cinca tras otro episodio de fuertes lluvias. En esa ocasión, el río llegó a un máximo de 450 metros cúbicos por segundo.

Esta es solo una de las consecuencias provocadas por las precipitaciones que se están sucediendo desde el pasado fin de semana. A las lluvias, que han caído con intensidad en algunos municipios, hay que sumar el deshielo y el aumento del caudal en algunos ríos por la apertura de las compuertas de las presas. Los embalses deben mantener un nivel de resguardo en previsión de nuevas aportaciones, ya que las principales piezas de regulación del Alto Aragón están por encima del 90% de su capacidad. Barasona, en la cuenca del Ésera, alcanza hoy el 97%. Y los dos embalses del Cinca, El Grado y Mediano, están al 96% y 95%, respectivamente. Lo mismo que el de Escales, en el Noguera-Ribagorzana. Yesa, en el río Aragón, llega al 91%. El Grado está soltando al río más de 200 metros cúbicos por segundo, y Yesa, 120.

Según la Confederación Hidrográfica del Ebro, no se prevén crecidas importantes en las principales cuencas, pero sí en cauces secundarios y barrancos por fenómenos de precipitaciones puntualmente intensas. Los embalses están desaguando porque se quedan sin capacidad de resguardo y hay que mantener espacio en los vasos ya que se esperan nuevas precipitaciones. Sin embargo, aclaran fuentes del organismo de cuenca, "no son crecidas que puedan generar graves afecciones". Para el viernes, se ha vuelto a activar el aviso amarillo por lluvias y tormentas en todo Aragón entre las 14.00 y las 22.00.

Etiquetas
Comentarios