Despliega el menú
Huesca

Localizados ilesos bajo la niebla dos montañeros catalanes extraviados en el ibón de Estanés

Especialistas de la Guardia Civil de Jaca realizaron la búsqueda a pie porque el viento impedía volar al helicóptero.

Momento en que los montañeros reciben a los especialistas de la Guardia Civil.
Momento en que los montañeros reciben a los especialistas de la Guardia Civil.
G.Civil

Con un fuerte abrazo y todavía con algo de luz. Así recibieron a los especialistas de la Guardia Civil los los dos montañeros que este jueves 3 de mayo se había extraviado cuando realizaban la ruta entre el ibón de Estanés y el valle de los Sarrios, en la zona de Aragüés del Puerto. Habían llamado hacia las 14.15 indicando que se había perdido pero que no tenían medios para enviar la ubicación. Iban en compañía de dos perros.

El equipo de rescate de la sección de montaña de la Guardia Civil de Jaca logró contactar con los extraviados para intentar orientarlos, pero no fue posible debido a la niebla existente en la zona. Fue entonces cuando los especialistas se dirigieron hacia el refugio de Lizara en un vehículo. Desde allí emprendieron a pie la búsqueda, ya que era imposible acceder al lugar donde se encontraban los extraviados con helicóptero debido a las fuertes rachas de viento y a la propia niebla.

Los dos montañeros, de 49 y 53 años y vecinos de las localidades barcelonesas de San Boi de Llobregat y de Mollet del Vallés, fueron localizados hacia las 20.00. Estaban en buenas condiciones, aunque uno de ellos presentaba una ligera hipotermia. Se les proporcionaron guantes, comida y bebida caliente antes de iniciar el regreso hacia el refugio.

El camino de vuelta se realizó con grandes dificultades, ya que la intensa niebla y el fuerte viento hacían difícil la progresión. Además, empezaba a anochecer por lo que los agentes tuvieron que hacer uso de luces frontales. Llegaron a Lizara hacia las 22.15.

Dado que los montañeros se encontraban en buenas condiciones y no necesitaban asistencia médica decidieron pernoctar en el refugio.

Etiquetas
Comentarios