Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Fapar denuncia que hay sobreoferta de plazas en primero de infantil

Critica que la decisión de Educación de no reducir la ratio a 19 alumnos provocará "desigualdad" en los centros de Huesca.

Los auxiliares de educación especial son un apoyo para los alumnos con discapacidad.
Fapar muestra su desacuerdo con la decisión de establecer ratios diferenciadas en primero de infantil.
Guilermo Mestre.

La junta provincial de Fapar (Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos Aragón) ha mostrado su desacuerdo con la decisión del departamento de Educación de establecer ratios diferenciadas (20, 21, 22 y 23 alumnos) en las 28 unidades de primero de infantil en los colegios de la ciudad de Huesca, cuando el Consejo Escolar Municipal había solicitado un máximo de 19 por aula.

Fapar entiende que esta medida conlleva más oferta que demanda, ya que son 548 niños lo que tienen que escolarizarse este año, 40 menos que vacantes. Además, señala que en el último curso la matrícula fue 25 puntos inferior a los censados, "lo que, si se repite, provocará que acaben sobrando en torno a 65 plazas".

La Federación insiste en que está "sobradamente comprobado el efecto negativo que se produce con la sobreoferta de plazas, que provoca o acrecienta la desigualdad entre unos centros y otros porque unos quedarán llenos y otros semivacíos".

Garantizar la igualdad entre todos los centros de Huesca (ocho públicos y cuatro concertados) es una reivindicación constante de Fapar en los últimos procesos de escolarización. Es por ello que el Consejo trasladó a Educación la propuesta de una ratio máxima de 19 alumnos por aula (18 más una reservada para alumnos con necesidades especiales).

La portavoz provincial de Fapar, Adela Laliena, explicó que "si todos los centros comenzasen el curso con una ratio baja, igual y llena, cuando se precisara una plaza, el incremento de la ratio en todos los centros en un punto por aula dejaría 28 vacantes para las incorporaciones fuera de plazo". Además, señaló que estas se producirían de manera equilibrada entre todos los colegios, "lo que redundaría en un trato más igualitario que hasta la fecha", ya que los alumnos que llegan a Huesca con el curso empezado se asignan allí donde hay vacantes.

Desde Educación se ha argumentado que con una ratio de 19 alumnos no podrían escolarizarse todos los niños nacidos en Huesca en 2015 y que la capital oscense tendrá el próximo curso el cociente más bajo de todas las ciudades de Aragón.

Asimismo, Fapar critica que el número de plazas reservadas a alumnado acneae se haya fijado en 47 (en unos centros 1 por aula, en otros 2) sin que "se conozca hasta la fecha el número de niños y niñas con previsión de necesidad de apoyo educativo que se han detectado", según se les informó en la reunión de la Comisión de Garantías de escolarización del pasado día 13. Sin conocer los datos exactos, si se tiene en cuenta los del curso pasado, en torno a 20, sobrarían igualmente 27 plazas reservadas.

Alumnos transportados

Otra decisión que Fapar no comparte es que, a unos días de iniciarse el proceso, Educación haya anunciado que el Juan XXIII será el colegio de referencia del alumnado transportado para quienes escolaricen a su primer hijo. Quienes tengan hermanos en el colegio Alcoraz podrán matricularse ahí. "No se han tenido en cuenta las previsiones de las familias", señala.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión