Despliega el menú
Huesca

Rescatados de madrugada dos montañeros enriscados en el pico Aspe

Un componente de la Escuela de Montaña de la Guardia Civil de Jaca , gran conocedor de la ruta y que desde el centro veía las luces de los guardias y de los atrapados, guió a los especialistas en un auxilio complicado y a bajo cero.

Especialistas en montaña de la Guardia Civil han evacuado en la madrugada de este miércoles a dos montañeros que estaban enriscados en el pico Aspe, en el término de Aísa. El rescate ha sido complicado, ya que se ha efectuado de noche, en una zona de nieve y hielo y con temperaturas bajo cero. Los rescatados son dos varones, un vecino de Berriozar (Navarra) de 33 años y un vecino de Bergara (Guipúzcoa) de 35, ambos ilesos.

El operativo de auxilio se activó poco después de las 20.00 del martes, cuando la central de la Benemérita recibió el aviso de que dos montañeros se encontraban enriscados en la arista de los Murciélagos del pico Aspe. Tras valorar la situación y aunque ya era de noche, el personal de la Sección de Montaña de la Guardia Civil de Jaca se decidió salir para intentar acceder hasta ellos.

Para llegar más rápido se contó con la colaboración de personal de la estación de esquí de Candanchú, que pusieron a disposición del personal de montaña el transporte de estos en una máquina pisa nieves hasta la parte más alta de la estación y, después, continuaron a pie hasta la cima del pico Aspe. Para conseguirlo, tuvieron que subir a pie, por la nieve y el hielo, unos 700 metros de desnivel. La temperatura estaba bajo cero pero la visibilidad era buena.

Una vez en la cima, comenzaron a realizar la arista de los Murciélagos en sentido inverso para intentar acceder al lugar donde se encontraban los enriscados, teniendo que descender por zonas heladas y muy expuestas. Tras un descenso de unos 25 metros y cuando rodeaban la arista por el lado izquierdo llegaron a un espolón. Fueron guiados entonces por un componente de la Escuela de Montaña de la Guardia Civil, gran conocedor de la ruta y que tenía a la vista de la escuela las luces del equipo de rescate y a su vez la de los enriscados. Esto le permitió indicar que se encontraban a unos 50 metros.

Uno de los especialistas de montaña de Jaca siguió por una canal muy expuesta y helada sin conseguir llegar hasta los enriscados. Tras varios intentos de descender por la canal con seguridad y no conseguir escuchar los silbatos de los montañeros se contactó con ellos sobre las 3.00. Supieron entonces que se encontraban bien a pesar del frío y por ello se decidió esperar a las primeras horas de luz para continuar con las labores de rescate. Los guardias también pasaron la noche en el pico Aspe.

Sobre las 6.30 de este miércoles, el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca junto con médico de 061 han recogido a más personal de la sección de montaña de Jaca y se han dirigido hasta el lugar. Han tenido que realizar varios ciclos de grúa para evacuar del lugar a los montañeros y, posteriormente, a los componentes del equipo de auxilio.

Etiquetas
Comentarios