Despliega el menú
Huesca

Un ganadero de Tardienta deberá pagar 140.000 euros por el robo de 162 ovejas

Sustrajo los animales de otros 16 pastores de los Monegros y la Hoya de Huesca.

Hubo acuerdo. Casi dos años después de ser detenido, el ganadero de Tardienta acusado de robar alrededor de 200 ovejas a otros 16 pastores de las comarcas de los Monegros y la Hoya de Huesca así como de zonas más alejadas reconoció ayer ante el juez los hechos y finalmente, fue condenado a un año de cárcel (aunque no tendrá que ingresar en prisión al carecer de antecedentes) y una indemnización de 140.000 euros dirigida a los afectados. También deberá pagar el coste del proceso, que finalizó ayer con una sentencia de conformidad en el Juzgado de lo Penal de Huesca.

Los hechos se remontan a febrero de 2015. En esa fecha, A. V. F., que entonces tenía 52 años, fue detenido acusado de una veintena de robos en distintas explotaciones ovinas, la mayoría situadas en su zona de influencia como Torralba de Aragón, Almudévar, Ayerbe o Tardienta. En su explotación, la Guardia Civil recuperó 215 ovejas de ‘procedencia dudosa’ y 162 pudieron ser identificadas como propiedad de otros ganaderos o pastores trashumantes, todos víctimas de varias sustracciones, que, al parecer, llevaban sufriendo durante meses y en algunos casos, años.

Aunque la acusación solicitaba una indemnización mayor, el número de ovejas que han podido ser identificadas ha sido menor a las supuestamente robadas y, finalmente, los ganaderos han aceptado la cifra consensuada, unos 860 euros por ejemplar, según detalló el portavoz de los ganaderos afectados, Pedro Pérez, que, al igual que el condenado, es vecino de Tardienta. El ganadero se mostró satisfecho con la finalización del proceso, que ha sido "largo y difícil", especialmente al tratarse de una persona que vive y trabaja en la misma zona.

Las primeras investigaciones tuvieron lugar después de que un pastor encontrara una oveja perdida y descubriera que las identificaciones habían sido alteradas, tanto las marcas de cada explotación como el crotal oficial de las orejas. Las sustracciones tenían lugar por las noches en parideras o directamente, en el monte, donde los animales se encontraban en cercados eléctricos.

Etiquetas
Comentarios