Huesca
Suscríbete por 1€

De chinero a aviento por Huesca y su comarca

El Ayuntamiento oscense y la Comarca de la Hoya editan de nuevo sus calendarios fotográficos en aragonés.

Comienzan el 1 de chinero y acaban en 31 de aviento, y ambos tienen a Huesca como gran protagonista. El Ayuntamiento de la capital oscense y la Comarca de la Hoya editan de nuevo sus calendarios en aragonés, por segundo año consecutivo, tras la buena acogida que tuvo la edición del año que ahora termina. Lo hacen en un mismo formato, muy visuales, con grandes fotografías, pero basándose en temáticas muy diferentes el uno del otro. Si el que edita el consistorio trata sobre los oficios tradicionales, a base de imágenes antiguas, el comarcal viaja por su territorio, mostrando paisajes del entorno que varían según avanzan los meses y con ellos las estaciones. “Se pretende poner en valor la lengua aragonesa, porque es parte de nuestra cultura. Además de mostrar nuestros paisajes y nuestro entorno”, explicó en la presentación de los almanaques Fernando Justes, consejero comarcal de política lingüística, destacando también en la rueda de prensa las sinergias entre las dos instituciones para proyectos comunes como este.

Solo una imagen panorámica de la ciudad de Huesca sirve como punto en común de ambos calendarios, además del hecho de que ambos cuentan con toda la parte de texto, como el nombre de los meses o los días, en aragonés. En el caso del editado por el Ayuntamiento, la foto de la ciudad ejerce de portada, y es una foto antigua, en blanco y negro, mientras que para el comarcal ilustra el mes de diciembre o aviento, con la catedral iluminada al fondo y un cielo al ocaso, como ya explica su título, 'Ya escurex sobre a ziudat de Uesca' (Ya oscurece sobre la ciudad de Huesca).

El archivo de imágenes de la Diputación Provincial de Huesca ha nutrido el almanaque municipal, con imágenes que datan desde el comienzo del siglo XX hasta los años 50, y al que se le ha dado el nombre de 'Fainas e treballos d'antes más'. “Se recogen los oficios tradicionales que se llevaban a cabo en Huesca al principio de siglo. Como pueden ser los cuchareros, segueros, o los preparativos para las grandes ferias que se celebraban en la ciudad”, explicaba Mary Romero, concejala de Lengua Aragonesa en el consistorio oscense, que apuntaba a los Hermanos Viñuales y a Ricardo Compairé como autores de la mayoría de instantáneas, felicitando también a la Diputación por poseer un tan nutrido fondo de imágenes.

En total, se han editado 1.000 calendarios por parte del Ayuntamiento, que podrán recogerse de manera gratuita en la Oficina de Lengua Aragonesa, que está ubicada en el centro cultural Manuel Benito Moliner (antiguo matadero), y que tiene un horario de 9.00 a 14.00. También se repartirán algunos ejemplares en la Oficina de Turismo de la ciudad. “La gente ya ha venido preguntando por los calendarios, lo que demuestra el éxito que tuvo el del 2017, y nos hace pensar que se agotarán rápidamente”, puntualizaba Chuse Raúl Usón, responsable de la Oficina de Lengua Aragonesa, que destaca también que en ambos hay un trabajo de relación entre la foto y la época del año que ilustra, bien con los paisajes en el momento que fueron captados, o con los oficios y tradiciones que se recogen, asociándolos a los meses en los que eran característicos.

Los editados por la Hoya de Huesca, que también son 1.000 ejemplares, pueden encontrarse en la sede comarcal, en la calle San Orencio de Huesca. En ellos, los paisajes son los grandes protagonistas, con imágenes de los Mallos de Riglos, la alberca de Alboré o las almendreras en flor ante un pico de Guara nevado, entre otros. Estampas habituales para los habitantes de la Hoya de Huesca, pero que en este caso se muestran desde puntos de vista menos conocidos. “Hemos aprovechado un trabajo que se hizo con drones desde el área de cultura, para conseguir unas imágenes más especiales, imposibles de tomar sin estos aparatos”, aclaraba Fernando Justes.

“La Comarca de la Hoya tiene para hacer un calendario con una imagen bonita por día”, añadía Beatriz Calvo como consejera comarcal de Cultura, que destacó la labor que se lleva a cabo desde este área para introducir el aragonés en la programación habitual, en aspectos tan variados como en las actuaciones musicales, la señalización o a la hora de editar los diferentes folletos informativos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión