Despliega el menú
Huesca

Jaca recupera la vieja aspiración de construir una plaza Mayor en su centro histórico

El proyecto, pendiente desde 1992, está entre los cuatro finalistas del concurso Driehaus, en el que arquitectos de todo el mundo pueden presentar sus ideas.

Vista actual de los terrenos donde se construiría la futura plaza Mayor de Jaca.
Vista actual de los terrenos donde se construiría la futura plaza Mayor de Jaca.
Laura Zamborain

La construcción de una plaza Mayor es una vieja aspiración de la ciudad de Jaca. Se trata de un proyecto a largo plazo, pero se le podría dar un impulso importante si gana el concurso Driehaus, donde ha quedado entre las cuatro finalistas junto a Trujillo (Cáceres), Baza (Granada) y Borox (Toledo). Ahora, arquitectos de todo el mundo pueden presentar sus proyectos para plasmar sobre el papel la configuración de este espacio.

La futura plaza mayor de Jaca estará comprendida entre las calles Zocotín, Bellido, Gil Berges y Mayor y tendrá una superficie de unos 2.500 metros cuadrados. Tiene el objetivo de revitalizar la ciudad respetando la arquitectura tradicional de la zona.

La idea de construir una plaza Mayor en Jaca se consolidó en 1992, cuando se aprobó el plan especial del casco histórico, aunque el plan especial de reforma interior (PERI) de la citada plaza es posterior, del año 2013.

A pesar de que el proyecto lleva años encima de la mesa, no se ha avanzado demasiado. Hasta ahora únicamente se han llevado a cabo operaciones de adquisición de algunos de los terrenos que formarán parte de la plaza y también labores de limpieza. Pero a fecha de hoy, todavía quedan algunas parcelas de propiedad de particulares. No obstante, como tampoco va a ser una actuación inmediata, el Ayuntamiento no ha acelerado los trámites para su compra. En todos los casos se trata de construcciones auxiliares, no de viviendas habitadas.

Hace un par de años, se fijó dónde estarán las entradas a la futura plaza, llegando a acuerdos con los propietarios de los edificios afectados. Según el PERI, quedan como definitivos los pasajes por Gil Berges número 5, Mayor 35, Bellido 20 y Zocotín 6.

Desde que se aprobó el plan especial, surgió la idea de presentarse a este concurso internacional, una iniciativa del financiero norteamericano Driehaus que busca ayudar a recuperar el patrimonio arquitectónico español. Es la segunda vez que Jaca concurre ya que el año pasado quedó desierto porque los planteamientos presentados por el consistorio jaqués no cumplían con lo exigido en las bases. Ahora, se han modificado, pero al final, los proyectos presentados deberán ajustarse a lo que marca el plan especial de la plaza Mayor.

Entre otras cuestiones, se deberá definir la forma arquitectónica de los cuatro edificios en los que se situarán las cuatro entradas, cómo se organizará el espacio interior y qué tratamiento tendrán las fachas interiores, porque hasta ahora no son principales. Deberá marcar, igualmente, cómo se debe actuar en los edificios catalogados, las alineaciones interiores, entradas y las características urbanísticas.

En definitiva son "retos arquitectónicos que el proyecto debe ir tratando satisfactoriamente y combinando lo práctico con lo óptimo", según apunta el jefe de Urbanismo del Ayuntamiento. Y la transformación de los actuales terrenos en una gran plaza pública "será algo paulatino, no una intervención contundente".

También habrá que decidir si se incluyen porches o no, y los usos que tendrá. Ya hay establecimientos hosteleros que cuentan con terraza interior, que en un futuro quedará integrada dentro de esta plaza Mayor. Igualmente se contempla el uso residencial, garajes y aparcamientos, industrias –siempre que sean talleres domésticos o artesanales–, almacenes relacionados con los negocios ubicados, uso hostelero con capacidad inferior a 50 camas, comercios solo en planta baja y oficinas de todo tipo. Pero como recuerda el jefe de Urbanismo, "todo está por definir".

La solución ganadora del concurso Driehaus pasará a ser propiedad del Ayuntamiento de Jaca, pero no será vinculante. Es decir, que una vez que el consistorio estudie la propuesta ganadora deberá decidir si ejecuta en su totalidad o no el proyecto. Sea cual sea el resultado definitivo, "es una oportunidad importante". "Es un concurso internacional, cuyos proyectos tendrán un nivel de calidad y serán propuestas imaginativas de todo tipo", añade el jefe de Urbanismo. Por último, se elaborará un proyecto de urbanización definitivo que es el que se llevará a cabo para la construcción de la plaza Mayor.

Etiquetas
Comentarios