Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Una noche en la biblioteca

Una acampada nocturna entre libros acercó la Antonio Durán Gudiol a los más pequeños.

25 niños acamparon en la biblioteca Antonio Durán Gudiol de Huesca
Una noche en la biblioteca
Biblioteca Antonio Durán Gudiol

Cinco ejemplares de las estanterías habían desaparecido, y tocaba rebuscar entre las diferentes estancias de la biblioteca Antonio Durán Gudiol de Huesca hasta dar con los responsables del robo. Únicamente con la ayuda de unas linternas y de una comisaría que por arte de magia surgió en su vestíbulo. Esta fue una de las actividades que realizaron los pequeños que pudieron iniciar su fin de semana con una acampada nocturna en el centro oscense, que celebra este mes su doce aniversario.

Los sacos de dormir de los 25 niños se instalaron sobre la moqueta de la zona infantil aunque los nervios de poder vivir una experiencia así impidieron pegar ojo a más de uno. “Era una actividad que sabíamos que habían llevado a cabo en otras bibliotecas a nivel nacional y que siempre quisimos hacer nosotros también, así que coincidiendo con el aniversario, nos decidimos”, explica Laura Arnal, encargada de la biblioteca, además de una de las cuatro monitoras que compartieron la acampada con los pequeños. También se apuntaron algunos padres de manera voluntaria.

Con edades comprendidas entre 6 y 11 años, la mayoría eran usuarios habituales de la biblioteca. “Aunque otros son amigos de usuarios, o gente que ha decidido participar a través del boca a boca y de la promoción que hemos llevado a cabo en redes sociales, por lo que se convertía también en una buena opción para darnos a conocer y atraer gente, ya que organizamos todo tipo de actividades durante todo el año”, comenta la coordinadora del centro.

El pijama, la esterilla, la almohada, el saco de dormir y una linterna eran los elementos necesarios para participar en la innovadora actividad, que comenzó a las 20.30 con la bienvenida a los pequeños, que desde un cuarto de hora antes esperaban perfectamente equipados y con algo de nervios en la puerta de la biblioteca, ubicada en el número 20 de la calle Alfonso II de Aragón, en la capital oscense. Después de la recepción tocó convertirse en detectives en busca de los ejemplares perdidos, para después cenar de manera conjunta –cada uno lo que había traído de casa-.

Y como no podía ser de otra manera ante el escenario en el que se encontraban, la velada acabó con cuentos, algunos traídos de casa para compartirlos con el resto. Fue justo antes de dormir, ya que a la medianoche, como si de Cenicienta se tratara, tocó apagar definitivamente las luces y meterse dentro de los sacos, hasta que el sol entró por las amplias cristaleras de la biblioteca. El desayunó corrió a cargo del centro, para esperar luego la llegada de los padres, sobre las 10.30.

Antes, hubo tiempo de recibir el diploma que acreditaba a los 25 pequeños como auténticos investigadores nocturnos. “No hemos dormido mucho, pero lo hemos pasado muy bien”, aseguraba la encargada de la biblioteca, que manifestaba así la voluntad de realizar nuevas ediciones de esta acampada nocturna.

Talleres infantiles, recitales o presentaciones comprenden la nutrida programación preparada para festejar los doce años de la Antonio Durán Gudiol. Este lunes 23, los jóvenes de educación secundaria realizarán un encuentro literario de 11.00 a 13.00 con la escritora Ana Alcolea, en el salón de actos de la Diputación Provincial de Huesca. Ya por la tarde, y en la biblioteca, la misma autora realizará a cabo una tertulia para comentar su libro ‘Postales coloreadas’, con la presentación de Concha Generelo, a partir de las 17.30.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión