Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Fomento defiende la seguridad de la N-230, pero no da plazos para su conversión en autovía

Pese al repunte de muertos, recalca que no hay ningún punto peligroso de concentración de accidentes. Los proyectos de la futura A-14 entre Sopeira y el límite con Lérida llevan 9 años en redacción.

Accidentes mortales de 2017
Accidentes mortales de 2017

La opinión generalizada entre los usuarios de la N-230 de que es una vía peligrosa no coincide con los criterios técnicos que utiliza el Ministerio de Fomento para catalogarla como de alto riesgo, pese a encabezar este año el ranquin de carreteras con más siniestros de la provincia de Huesca (20) y haber visto cómo se dispara el número de víctimas mortales (4 desde abril frente a las 9 contabilizadas entre los años 2012 y 2016).

Y es que el Fomento no tiene ningún punto de la N-230 considerado como tramo de concentración de accidentes, reservado para recorridos de menos de 3 kilómetros con un índice de siniestralidad "significativamente superior" a la media. Algo que no se cumple con los últimos cuatro accidentes mortales de este año ya que se han producido en otros tantos municipios separados por más de 90 kilómetros.

Así ha respondido el Ministerio a las reivindicaciones de mejoras urgentes de seguridad que han reactivado los alcaldes de los municipios que atraviesa esta vía que comunica Lérida con la frontera francesa serpenteando por la provincia de Huesca tras el último accidente mortal ocurrido el lunes. En él murió una mujer de 64 años y vecina de Fuenlabrada (Madrid) y resultaron heridos su marido y su hijo tras una salida de vía en Puente de Montañana.

Después de denunciar nuevamente los alcaldes la peligrosidad de esta vía, desde Fomento replican que la Dirección General de Carreteras tiene implantado un sistema de gestión de la seguridad vial que permite analizar y hacer un seguimiento de la accidentalidad periódicamente para identificar problemas o carencias de seguridad concretos y definir las posibles actuaciones de mejora de la infraestructura. Y este sistema "no tiene identificado ningún Tramo de Concentración de Accidentes en la N-230", resaltan. Pese a ello, anuncia que realizará "los estudios necesarios" para mejorar la seguridad.

5 millones para conservación

A ello se unen otros programas que contemplan, básicamente, actuaciones para el tratamiento de los tramos de concentración de accidentes y otras preventivas destinadas a eliminar carencias de seguridad y zonas de potencial riesgo de accidentalidad. Y en este sentido, destacan que cada año se destinan una media de 5 millones de euros a los trabajos de conservación ordinaria y vialidad de la carretera N-230.

Además, Fomento tiene en marcha a largo plazo el proyecto de conversión en autovía (A-14) desde Lérida hasta Sopeira y el acondicionamiento del tramo restante de 50 kilómetros entre Sopeira y la boca sur del túnel de Viella. Ambos están incluidos dentro del programa de inversión del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda 2012-2024.

Sin embargo, en ninguno de los casos da plazos. Los seis proyectos de la A-14 que pasan por la provincia de Huesca (límite de Lérida-Alcampell, Alcampell-Purroy de la Solana, Purroy de la Solana-Benabarre Este, Benabarre Este-Viacamp, Viacamp-Puente de Montañana y Puente de Montañana-Sopeira) están en redacción desde hace 9 años. Mientras que de Sopeira en adelante el trámite está incluso más retrasado porque todavía se están redactando los estudios informativos "para hallar soluciones ajustadas a los actuales criterios de eficiencia y viables ambientalmente", según fuentes del Ministerio.

Enmiendas rechazadas

En los últimos Presupuestos Generales de 2017, el Gobierno rechazó varias enmiendas presentadas por el PSOE, Esquerra Republicana y el Grupo Mixto orientadas a intentar acelerar sobre todo las actuaciones en el tramo Sopeira-Viella. La de mayor cuantía era de los socialistas, que pidieron sustituir una partida de 2 millones de euros destinada a la redacción de proyectos de la autovía por estas otras actuaciones "para garantizar la seguridad mediante la construcción de terceros carriles y mejorando las travesías, primando estas obras sobre el desarrollo de la A-14".

De momento, Fomento ha priorizado el inicio de las obras de la A-14 en la provincia de Lérida "por mayor demanda de tráfico y seguridad vial". El pasado julio puso en servicio el tramo Lérida-Roselló después de una inversión de 56 millones de euros, que dio continuidad al Roselló-Almenar, abierto en 2012. Y el siguiente más avanzado es el Almenar-límite con la provincia de Huesca, que está en fase de proyecto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión