Huesca
Suscríbete

El ruido de motores vuelve a Alberuela de Tubo

Los más de 150 inscritos han disfrutado de una ruta de 140 kilómetros por carretera.

El recorrido, que ha partido y finalizado en Alberuela de Tubo, ha pasado por las localidades de Sodeto, Lalueza, Sariñena, Castelflorite, Pomar de Cinca, Monzón, Fonz, Estadilla, Barbastro, Peralta de Alcofea y Venta de Ballerías.
El ruido de motores vuelve a Alberuela de Tubo
Patricia Puértolas

Más de 150 moteros han participado este domingo en la XIII concentración de Motos Antiguas de Alberuela de Tubo. De nuevo, el ambiente ha sido inmejorable, propiciando la convivencia y el intercambio de experiencias entre los inscritos.

La actividad ha sido organizada por la asociación local El Puntal y en su desarrollo, ha contado con alrededor de 80 voluntarios, cuyo objetivo es dar a conocer Los Monegros y en general, otros rincones de gran belleza situados en Aragón. En esta ocasión, la ruta ha constado de 140 kilómetros.

El recorrido, que ha partido y finalizado en Alberuela de Tubo, ha pasado por las localidades de Sodeto, Lalueza, Sariñena, Castelflorite, Pomar de Cinca, MonzónFonz, Estadilla, Barbastro, Peralta de Alcofea y Venta de Ballerías. Al finalizar, estaba prevista una gran comida de hermandad y la entrega de premios (pistón de oro, plata y cobre)

Las motos inscritas en el certamen debían estar matriculadas antes de 1982. Dentro de los vehículos reunidos, el público ha podido disfrutar de grandes joyas, entre ellas, una IMZ de origen ruso y uso militar, cuyo propietario, Vicente Lorenzo, de Manresa, ha destacado el gran nivel de la concentración y ante todo, el espectacular ambiente. De hecho, tal y como ha indicado, "llevo varios años viniendo por la gente y el esfuerzo de la organización".

Dentro de los participantes, ha habido moteros de todos los rincones de España, a los que se han unido algunos extranjeros llegados desde Inglaterra. También ha habido una gran presencia de aficionados de la zona. Así, entre ellos, un padre, Paco Viñuales, y sus dos hijos, Víctor y Borja, naturales de Sodeto, que han participado con tres motos clásicas: Bultaco Mercurio 155, Derbi Platillo Volante 250 y Vespa 160. Para ellos, "es fundamental colaborar con esta actividad, que se organiza en nuestro municipio con gran esfuerzo e ilusión". "El ambiente es muy bueno", han subrayado.

Antes de la salida, los asistentes han guardado un minuto de silencio en memoria de un habitual de esta prueba, Enrique Calvero, tras su reciente fallecimiento en accidente de tráfico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión