Despliega el menú
Huesca

El sueño "truncado" de abrir un ecomuseo de las mariposas en Aineto

El entomólogo aragonés Enrique Murria lleva seis años a la espera de recibir una subvención de 70.000 euros concedida por el Gobierno de Aragón para abrir un museo de las mariposas en esta localidad del Pirineo oscense.

El entomólogo oscense Enrique Murria, que lleva seis años a la espera de una subvención, sigue adelante por cuenta propia con los trabajos para la apertura del Ecomuseo de las Mariposas en Aineto.
El entomólogo oscense Enrique Murria, que lleva seis años a la espera de una subvención, sigue adelante por cuenta propia con los trabajos para la apertura del Ecomuseo de las Mariposas en Aineto.

El del entomólogo aragonés Enrique Murria es un sueño congelado por un cambio de gobierno. A su proyecto de abrir un Ecomuseo de las Mariposas para impulsar el turismo de naturaleza en la localidad oscense de Aineto, al norte de la sierra de Guara, se le concedió en 2010 una partida de 70.000 euros enmarcada en el Programa de Desarrollo Rural Sostenible que aprobó a mediados de ese año el pleno del Comité para el Desarrollo Rural del Alto Gállego con fondos del Gobierno de Aragón, la Administración General del Estado y la Comarca del Alto Gállego. Desde su publicación en el BOA han pasado ya siete años, pero este científico aragonés asegura no haber recibido ni un euro de dicha partida.

"Con el cambio de gobierno autonómico desaparecieron todos los técnicos con los que había tenido contacto y a partir de ahí empecé a moverme... He tenido reuniones con presidentes de la Comarca, con diversos técnicos del Gobierno de Aragón y al final cada uno me dice una cosa distinta. Lo último que he hecho es enviarle una carta al Justicia, pero este me responde que como ha pasado más de un año desde la concesión no puede hacer nada", relata.

Entre reclamaciones, trámites burocráticos y contactos con las diferentes administraciones implicadas para saber qué ha sido de esa partida -algo que a día de hoy todavía nadie le explica-, Murria sigue adelante por cuenta propia con los trabajos para hacer efectiva la apertura del Ecomuseo de las Mariposas en Aineto, la localidad donde reside desde hace más de 16 años.

Su ambicioso proyecto nace con el objetivo de hacer educación ambiental en la zona y convertir lo que antaño era un pajar hundido en un "punto de encuentro" para que científicos y especialistas en esta materia sean capaces de compartir conocimientos y explicar a la gente de Aragón y otras regiones la riqueza de estos insectos tan comunes en esta parte del Pirineo. "Mi idea aquí es promover sobre todo la educación ambiental. Dar cursos y explotar este tipo de turismo de naturaleza que es muy respetuoso con el medio ambiente y que dinamizaría la economía del valle, que es lo que se pretendía con estas ayudas del Gobierno de Aragón", puntualiza.

La aventura de haberse convertido en 'autodidacta'

De haber contado con esa partida presupuestaria que le fue asignada en 2010, Murria asegura que el Museo de las Mariposas llevaría ya cinco años abierto; pero ante la negativa y la falta de respuestas por parte de la administración, el suyo sigue siendo un proyecto vivo que se nutre de su propia iniciativa para dar pequeños pasos hacia una inauguración futura. "Para reducir costes estoy haciendo de todo: de albañil, de carpintero… Depende del día. A veces cuento con ayuda de amigos de la zona que me han ayudado con la acometida de la luz, los suelos y otros trabajos pesados. Lo intento compaginar todo con mi trabajo y saco tiempo de donde no tengo para ir avanzando", indica.

El sueño truncado de abrir un ecomuseo de las mariposas en Aineto

Enmarcado en un hábitat privilegiado para estas especies, entre la Sierra de Guara y el Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido, el Ecomuseo de las Mariposas de Aineto se erige sobre una antigua casa del Gobierno de Aragón que estaba derruida y que prácticamente ha sido reconstruida en su totalidad por Murria y su pareja, que viven en las dos plantas superiores del edificio. "Este es un patrimonio común que yo estoy restaurando en un sitio que antes no existía. Por eso digamos que la subvención iría en beneficio del pueblo y del patrimonio que tiene el Gobierno de Aragón, ya que la casa ni siquiera es mía", puntualiza.

El sueño truncado de abrir un ecomuseo de las mariposas en Aineto

En este tiempo, para sacar adelante este proyecto que contribuiría, a su juicio, a fijar y asentar población en la zona (ya que contempla la creación de otro puesto de trabajo), Murria ha invertido ya más de 14.000 euros.

"Esta es una zona deprimida de un valle muy grande que apenas tiene 100 vecinos, pero que constituye al mismo tiempo un territorio increíble para las mariposas. Yo he aportado a este proyecto mi colección científica, que es bastante grande, y toda mi biblioteca especializada, un laboratorio, las maquetas, los insectarios, etc. están aquí para que la gente que venga pueda consultarlos. Los que mantenemos el territorio vivo somos los que estamos aquí y si los políticos quieren que la economía tire para adelante en estas zonas hacen falta subvenciones. Solo entonces empezaremos a luchar contra la despoblación, porque de no ser así este valle en 20 años no va no va a durar con gente", sentencia el entomólogo.

Etiquetas
Comentarios