Despliega el menú
Huesca

Miles de oscenses acuden a la procesión en el día grande de las fiestas de San Lorenzo

Los danzantes y la banda de música cerraban la comitiva en la que participan decenas de vecinos ataviados con trajes tradicionales.

Día de San Lorenzo
Día de San Lorenzo
Isabel García Macías

Miles de oscenses han salido a la calle en la mañana de este jueves 10 de agosto para celebrar de San Lorenzo. El día grande de las fiestas de Huesca ha empezado con la actuación de los danzantes ante la basílica del patrón de la ciudad. Hacia las 9.15 y desde este mismo templo, ha partido la procesión, organizada por la Cofradía de San Lorenzo .

A su paso el casco histórico, el busto del santo ha recibido los vítores y aplausos de las personas que se arremolinaban para contemplar el paso de la peana y el de los danzantes, que junto a la banda de Música cierran una comitiva en la que participan decenas de oscenses ataviados con trajes tradicionales.

También acude a la procesión la corporación municipal, con el alcalde, Luis Felipe, a la cabeza. A lo largo de recorrido no ha dejado de sonar la música del dance de las Espadas, que acompañan el incesante baile de los danzantes por las empinadas calles, con un pequeño descanso en el palacio municipal.

Tras este paréntesis, se incorporó al desfile el cabildo Catedral, presidido por el obispo de Huesca, Julián Ruiz. Poco después, en la cuesta de Santiago, donde desde hace años un grupo de oscenses hace llegar una reivindicación al alcalde, se entregó a los concejales un ‘recuerdo’ de la ciudad, consistente en un papel plastificado reclamando una solución para el Jai Alai, la sede de la peña Alegría Laurentina clausurada para conciertos desde 2011 por no disponer de las salidas de evacuación necesarias para el caso de una emergencia. El paquete llevaba un mechón de cabello artificial porque “lo que están haciendo con esta sala es una tomadura de pelo’.

Después de la cuesta, el busto de San Lorenzo procesionó por el Coso. El trayecto se ha modificado este año en la parte final debido a las obras que se realizan en la esquina con la calle Padre Huesca. En lugar de girar por esta para llegar a la basílica desde la calle San Orencio, se ha continuado por el Coso Bajo para acceder desde la plaza de San Lorenzo.

Al llegar a la iglesia, los concejales del PSOE, incluido el alcalde, se han quitado de nuevo la banda roja para cumplir con el protocolo que se implantó el año pasado y que impide que los concejales asistan a actos religiosos en representación de su cargo. Los ediles del PP y de Ciudadanos, contrarios al cambio del ceremonial, mantuvieron el distintivo.

Etiquetas
Comentarios