Huesca
Suscríbete

Las obras de ampliación de la residencia de Sariñena llevan seis años paralizadas

Podemos plantea una iniciativa en las Cortes, ya que no hay financiación para continuarlas.

Aspecto exterior del edificio de la residencia, con las obras paralizadas.
Las obras de ampliación de la residencia de Sariñena llevan seis años paralizadas
Patricia Puértolas

Las obras de ampliación de la residencia municipal de Sariñena llevan seis años paralizadas y por ahora se carece de la financiación necesaria para dar continuidad a los trabajos. El objetivo era pasar de 28 a 50 plazas y en una segunda fase, alcanzar las 110, lo que permitiría cubrir la demanda existente y además lograr la viabilidad económica del servicio. En la actualidad, la infraestructura está gestionada por el consistorio, que destina al año alrededor de 160.000 euros. Para su mantenimiento, carece de ayudas, salvo las 17 plazas concertadas con el Gobierno de Aragón.

Ante esta situación, Podemos ha redactado una proposición no de ley en la que pide realizar un estudio de viabilidad del centro e incluir en los presupuestos de la DGA una partida "finalista" para concluir las obras. Antes, su diputada, Marta Padres, buscó sin éxito el compromiso verbal de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto. La formación considera fundamental dar continuidad a los trabajos iniciados y "mantener el carácter público de la residencia", especialmente tras conocer el interés de varias empresas privadas en acabar las obras y asumir la gestión del servicio.

Para poner en uso el edificio, según los cálculos del consistorio, resta una inversión de más de 1,5 millones de euros. Los trabajos de ampliación comenzaron hace 11 años. En noviembre de 2006, tuvo lugar el primer pago y en abril de 2011, el último, que estuvo destinado a instalaciones interiores, falsos techos y revestimientos. A lo largo de los cinco años, llegaron a invertirse 1,8 millones de euros en la estructura exterior, cerramientos, yesos, alicatados, tabiquería, solados de zonas húmedas, carpinterías exteriores o instalaciones.

Después de modificar el proyecto, el consistorio impulsó la creación de un centro social en la planta baja, que supuso una inversión de 240.000 euros y que fue inaugurado en 2014. En la actualidad, el equipo de gobierno sigue buscando la financiación necesaria para acabar las obras y para ello continúan conversando con varias instituciones, según explica el alcalde del municipio, Francisco Villellas. Así, entre otras actuaciones, resta instalar la carpintería interior, los aparatos sanitarios, las máquinas de climatización y por supuesto, el equipamiento de las habitaciones así como las zonas comunes (cocina, lavandería y comedor).

La actual residencia carece de capacidad para atender la demanda existente y además presenta varias deficiencias, que resultan difíciles de subsanar sin contar con el apoyo de otras instituciones. Hasta 2011, a través de los fondos de Acción Social, la Comarca de Los Monegros transfería al Ayuntamiento de Sariñena la cantidad de 86.000 euros anuales que se destinaban al mantenimiento del centro. No obstante, aludiendo a su carácter voluntario y a la complicada situación económica, decidió suspender el ingreso de esta partida.

Precisamente, el grupo del PSOE tiene previsto presentar una moción en el pleno comarcal para volver a reclamar su recuperación al entender que la institución debe apoyar el mantenimiento de la residencia, que "atiende usuarios de todo el territorio y es la única pública que existe en Los Monegros", afirma su portavoz, Lorena Canales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión