Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Un estudio con láser y termografía busca grietas para actuar contra el hielo en el túnel de Bielsa

Es el mismo sistema que ya usa desde hace tiempo Fomento en su red de carreteras. También podría detectar anomalías en la estructura, construida en 1976.

Un análisis exhaustivo de toda la galería
Un estudio con láser y termografía busca grietas para actuar contra el hielo en el túnel de Bielsa

El túnel transfronterizo de Bielsa-Aragnouet ha sido sometido por primera vez a una inspección con láser, escáner 3D y termografía (mide las diferencias de temperatura) para detectar las grietas que ahora producen filtraciones que a su vez llegan a formar hielo sobre la calzada, generando un peligro para el tráfico. El Ministerio de Fomento usa el mismo sistema periódicamente en su red de carreteras.

La empresa Axil, que ha sido adjudicataria del contrato valorado en más de 30.000 euros, aprovechó el cierre del túnel por unas labores rutinarias de mantenimiento para desplazar un vehículo que recorrió la galería a una velocidad de solo 3 kilómetros por hora para ir recogiendo una nube de datos usando diferentes dispositivos. Dentro de dos meses presentarán sus informes de conclusiones e incluso una propuesta con posibles mejoras.

Fuentes del Consorcio del Túnel de Bielsa-Aragnouet, encargado de la gestión, explican que el principal objetivo es identificar las fisuras (tamaño, profundidad, localización..) que presenta esta galería que tiene 3 kilómetros de longitud (1,3 en la parte española y 1,7 en la francesa), ya que a través de ellas se filtra la humedad y hace que el agua gotee y se llegue a congelar en la calzada. Y es que aunque esparcen sal para evitar cualquier riesgo, recuerdan que el cloruro cálcico a la larga daña el asfalto.

Pero además de intentar dar una solución al problema puntual de las grietas, este exhaustivo estudio podría detectar o descartar también problemas estructurales en el túnel. No obstante, desde el consorcio hacen hincapié en que por ahora "no tenemos ningún indicio al respecto".

La geometría del túnel es la misma que cuando fue construida en 1976, aunque entre los años 2010 y 2014 fue sometida a una profunda mejora en la que se invirtieron 21 millones de euros, más de la mitad financiados con fondos europeos. La seguridad de la infraestructura dio un salto cualitativo ya que, entre otras muchas actuaciones, se colocó una lámina de impermeabilización por toda la bóveda, detectores, cámaras, cable termo sensible e hidrantes. También se adecuó un centro de control que coordina a las 15 personas que trabajan a diario en garantizar la seguridad (más 5 operarios de quitanieves en la época de invierno). Una labor que esta temporada de invierno ha conseguido que el túnel solo se haya cerrado 8 días por riesgo "real" de avalanchas.

Refuerzo de taludes

Precisamente ayer el Comité Ejecutivo del Consorcio del Túnel de Bielsa–Aragnouet se reunió con la presencia del consejero de Vertebración del Territorio y Movilidad, José Luis Soro, para hacer balance de la reciente campaña. Además, se anunció una nueva actuación para seguir mejorando la seguridad vial con la consolidación de taludes en los accesos desde la A-138. La obra, financiada con cargo al proyecto Securus I, con fondos europeos, saldrá a licitación por 120.000 euros y está previsto que comience en septiembre. Y es que julio y agosto son los meses de mayor tráfico con una media de hasta 2.300 vehículos al día.

Además, desde el consorcio están tramitando ya el proyecto Securus 2, que se espera que cuente con 5,7 millones de financiación del programa Poctefa y que servirá para mejorar y ampliar los dispositivos invernales tanto en el túnel de Bielsa como en el paso transfronterizo de Portalet. En él se incluye la instalación de más protecciones contra avalanchas de nieve y piedras, y contra rayos "porque estamos en una de las zonas de España donde más caen y generan bastantes averías".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión