Despliega el menú
Huesca

Miles de jacetanos celebran su fiesta más esperada a la sombra del monte Oroel

En el desfile de la celebración de la fiesta del Primer Viernes de Mayo han participado más de 1.000 personas.

Jaca celebra su fiesta más esperada
Jaca celebra su fiesta más esperada
Laura Zamborain

El conde Aznar Galíndez, encarnado en la persona de Miguel Carasol, volvió a entrar este jueves victorioso en la ciudad de Jaca para celebrar un año más el triunfo de los jaqueses sobre las tropas musulmanas. Es la celebración de la fiesta del Primer Viernes de Mayo, la que se vive con más intensidad y orgullo entre los jacetanos. Se trata de una fiesta de Interés Turístico Regional, que pretende ser reconocida a nivel nacional, y en la que se conmemora la Batalla de la Victoria, que según cuenta la leyenda, tuvo lugar en el año 760. Los jacetanos vencieron a los moros que pretendían invadir la ciudad encabezados por el Conde Aznar.

Como manda la tradición, la jornada festiva comenzó temprano, con el almuerzo a base de migas, costillas o longaniza a la brasa, en la explanada situada junto a la ermita de Nuestra Señora de la Victoria. Y paralelamente, tuvo lugar el primer desfile del cortejo histórico y las escuadras de labradores y artesanos hasta la ermita, donde se celebró una misa presidida por el obispo de la diócesis de Huesca y Jaca, Julián Ruiz Martorell. Esto fue solo un aperitivo para lo que venía después: el desfile de la Victoria, que comenzó con una leve lluvia, pero remitió  y finalmente salió el sol. A las 12.00 el Conde Aznar Galindez y sus huestes victoriosas hicieron su entrada triunfal en la avenida Regimiento de Galicia, donde les esperaban cientos de jacetanos. La importancia de esta fiesta para los jaqueses se traduce en la enorme participación e implicación en el desfile principal, que cuenta con más de 1.000 personas.

Al conde le siguieron las escuadras de labradores y artesanos y las descargas de trabucos, primero en las escalinatas del paseo de la Constitución, donde se ubica parte del cortejo del conde, y después en la Catedral y el pórtico de la casa consistorial. En estos lugares también tienen lugar el saludo de banderas por parte de los abanderados de cada escuadra, ante la bandera de la ciudad, portada por el síndico (la máxima autoridad), figura que este año ha recaído en la concejal de CHA Orosia Campo. Entre las autoridades, cabe destacar la presencia del presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

El desfile ha finalizado con el canto del himno del Primer Viernes de Mayo en la calle Mayor, el momento más emotivo de la jornada.

Las actividades continuarán esta tarde, con el Mercado Medieval, y a partir de las 19.00 en la plaza Biscós actuará el grupo de jota ‘Blasón Aragonés’, Roberto Ciria y Orcar Badía, en un acto que estará presidido por el Conde Aznar y su séquito. Y este sábado además del mercado, por la tarde habrá juegos infantiles en los glacis de la Ciudadela, chocolatada en la plaza biscós y los actos de esta festividad se cerrarán con la actuación de La Ronda de Boltaña, a las 19.30 en la plaza Biscós.

Etiquetas
Comentarios