Huesca
Suscríbete por 1€

El deshielo dispara el peligro en los barrancos por el fuerte caudal

Barbastro despide hoy al joven de 25 años ahogado en un cañón de Bielsa al quedar atrapado en un remolino.

El barranco de Urdiceto (Bielsa), donde perdió la vida el jueves el joven de Barbastro Álvaro Garcés, bajaba con un fuerte caudal y él se quedó atrapado en un remolino del que no pudo salir. La corriente lo arrastró hasta lo que en el argot de las aguas bravas se conoce como ‘lavadora’, donde la corriente exterior es muy fuerte y no permite salir de la poza. El amigo que lo acompañaba se arriesgó al intentar salvarlo, pero finalmente tuvo que pedir ayuda y fueron los grupos de rescate de la Guardia Civil los que lo sacaron, ya cadáver.

La Guardia Civil alertó ayer sobre el peligro de los cañones en estos días, ya que las altas temperaturas de estas semanas han acelerado la fusión de la nieve. Aunque es el primer barranquista fallecido este año, ya han rescatado a otros heridos. "Hay que tener cuidado porque en la época primaveral es cuando más agua llevan. Hay que informarse sobre el caudal, no de la zona, sino del barranco en concreto que se va a hacer. Y hay que saber renunciar", advirtió el teniente Santiago Gómez, jefe de los Greim de Huesca, quien insistió en que la dificultad de un cañón, además de por su orografía, está marcada por otras condiciones, sobre todo el caudal.

El año pasado, en primavera, murieron tres personas ahogadas: un barranquista francés de 56 años en el río Vero (Alquézar), un piragüista de Ibiza de 41 años en el río Ara, en el valle de Bujaruelo (Torla), y un joven de Zaragoza de 30 años haciendo rafting en el río Gállego (Murillo).

No era el primer barranco que hacía el fallecido, muy aficionado a esta práctica deportiva y que había realizado cursos específicos. El de Urdiceto, que bebe del ibón del mismo nombre, no es un barranco de los más conocidos ni muy frecuentado, sí está considerado como "muy técnico".

El funeral por el joven se celebrará hoy a las 12.00 en la catedral de Barbastro. Las muestras de condolencia se sucedieron. La UD La Fueva suspendió la fiesta por el ascenso del equipo de fútbol, ya que los padres regentan un restaurante en el núcleo de Tierrantona. También el club Montañeros de Aragón-Barbastro mostró su pesar por el suceso, que "nos dejó consternados a todos los barbastrenses y especialmente a los aficionados al montañismo, barranquismo y escalada". Recordó que se había formado en diferentes cursillos del club y que colaboró de forma importante en las actividades de barranquismo del Campamento Nacional de Montaña de la Federación Española, celebrado precisamente en el valle de Bielsa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión