Despliega el menú
Huesca

El PP denuncia que el perro de la unidad canina de la Policía de Huesca es violento

Al parecer, el can fue objeto de denuncia el pasado agosto por asaltar a un vecino de una localidad próxima, al que causó lesiones.

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Huesca ha denunciado este jueves en una nota de prensa que el perro de la Unidad Canina de la Policía Local de Huesca carece de formación especializada y fue denunciado por una agresión violenta a un vecino.

Al parecer, el can fue objeto de denuncia el pasado agosto por asaltar a un vecino de una localidad próxima, al que causó lesiones. Sin embargo, según fuentes populares, en la reciente reunión de la comisión de Seguridad Ciudadana, "donde se expuso la supuesta oportunidad del proyecto", no se informó de tal hecho a los concejales populares, que han documentado la denuncia "gracias a la colaboración ciudadana y sus propias investigaciones".

De acuerdo con las informaciones citadas por el PP, el animal tiene antecedentes de comportamientos violentos y, además de la agresión, ha provocado quejas vecinales.

A partir de esos datos, los populares han registrado una solicitud de información, para su respuesta por escrito, para dirimir si el gobierno municipal era conocedor de esa denuncia. Además, reclaman un informe sobre la idoneidad del animal.

El grupo popular también ha denunciado la falta de formación relacionada con la seguridad ciudadana del perro. De hecho, sería el propio Ayuntamiento el que costeara al propietario, un agente de la Policía Local que hizo la propuesta, la formación reglada que exigen las leyes tanto al animal como a sus guías. Entretanto, y tras su posterior incorporación a la llamada 'unidad canina', el Consistorio se haría cargo de su manutención mediante un convenio de colaboración.

"El perro ni siquiera pasaría a ser propiedad de la Policía Local de Huesca, que, sin embargo, habría de correr con todos los gastos derivados de la tenencia del animal", ha señalado el PP en una nota de prensa.

El concejal popular José Miguel Veintemilla ha expresado la sorpresa de su grupo al no haber recibido información sobre los antecedentes del perro en el seno de la propia Comisión. Para Veintemilla, "si se ocultó a propósito la información, mal, pero mucho peor si el gobierno municipal no investigó a fondo los antecedentes del perro".

El grupo 'popular' no está en contra de la creación de la unidad, "porque es bueno que la Policía Local oscense se modernice y aumente sus prestaciones", pero muestra su negativa a la oferta concreta planteada al área de Seguridad Ciudadana.

Veintemilla considera que "como cualquier instructor policial puede confirmar, un perro de esas características puede ser un arma potencial. Además de servir para la detección de drogas o armas, es imprescindible garantizar la seguridad de los agentes y, muy especialmente, de los ciudadanos".

Por ello, los populares consideran que la existencia de antecedentes de violencia es "muy grave y exige una investigación a fondo", una investigación que debería llegar, incluso, a los responsables políticos que "aceptaron con fines mediáticos una propuesta privada sin exigir garantías".

Los populares concluyen que "todo, excepto las responsabilidades políticas, tiene que volver al punto de partida. Para la creación de una patrulla canina es imprescindible el asesoramiento técnico y jurídico de los expertos en la materia, en este caso la Guardia Civil y la Policía Nacional. Una medida así no se cierra en privado y con un apretón de manos. Esta patrulla canina no es un juego de niños”.

Etiquetas
Comentarios