Despliega el menú
Huesca

Los parques de Huesca se abren a los perros y se estudiará permitir el paso de las bicicletas

Habrá dos nuevas áreas de esparcimiento canino, tras el Conservatorio y en el paseo de la Estación. El Ayuntamiento pone en marcha una campaña de sensibilización ambiental y convivencia.

Una de las lonas que informa sobre los cambios en la ordenanza colocada en el parque Universidad.
Una de las lonas que informa sobre los cambios en la ordenanza colocada en el parque Universidad.
Rafael Gobantes

‘En parques y jardines... siempre con correa y solamente por viales’. Cuatro pancartas de 4x15 metros colocadas en diferentes espacios verdes de Huesca informan a los paseantes de los cambios en la ordenanza de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que se ha modificado recientemente para que los perros puedan entrar en estas zonas públicas que hasta ahora estaban acotadas para ellos.

Además de las mascotas, los parques de Huesca, al menos el Miguel Servet, podrían tener pronto otros nuevos usuarios, los ciclistas. El tránsito de bicis por las áreas verdes está prohibido salvo en el caso de niños menores de cinco años y a excepción de los espacios señalizados al efecto. No obstante, la supresión del carril bici de la calle del Parque, entre las de Rioja y San Jorge y que discurre paralelo a uno de los laterales del recinto, obligará a establecer un itinerario alternativo para dar continuidad a la senda ciclable que sigue hasta la plaza de Luis Buñuel.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, comentó que todavía no hay nada decidido, pero que una de las opciones más factibles sería la de modificar la Ordenanza de Áreas Verdes para que las bicicletas puedan atravesar el parque Miguel Servet. De hecho, esta alternativa ya se puso sobre la mesa por parte de la Policía Local cuando en 2013, por parte del anterior gobierno municipal, se hicieron los cambios para colocar este carril bici.

Lo que sí es seguro es que esta vía se va eliminar en pocos días debido a las "constantes situaciones de inseguridad y riesgo para conductores, peatones y ciclistas", indicó la concejala.

En el parque Miguel Servet y el resto de las zonas verdes de Huesca se han modificado las señales que impedían el acceso de los perros. Se mantiene la prohibición de las bicis y la de arrancar plantas. A estas indicaciones se suman las lonas sobre los canes, que irán cambiando de lugar para que todo el mundo las vea.

Su instalación coincide con la puesta en marcha de la campaña ‘Huesca limpia y escoscada’, para promover el respeto al entorno y al mobiliario de la ciudad. Los mensajes pretenden concienciar sobre aspectos como la importancia de recoger las heces de los perros, realizar el reciclaje de los residuos correctamente o tratar de evitar comportamientos como el tirar colillas a los alcorques, indicó la concejala de Medio Ambiente, Carmen García.

Esparcimiento canino

En las próximas semanas, el Ayuntamiento de Huesca acometerá el acondicionamiento de dos zonas de esparcimiento canino, que estarán detrás del Conservatorio de Música y en el antiguo paseo de la Estación. Esta última contará además con un equipamiento de ejercicio y juego para los animales, indicó el jefe del Servicio de Medio Ambiente, Francisco Bergua. El coste de estas obras será de 35.000 euros.

Ese otoño empezará también la transformación del punto zoológico del parque Miguel Servet en una Aula de la Naturaleza, para actividades de educación y sensibilización ambiental. El presupuesto es de 60.000 euros.

Asimismo, se va a reurbanizar la placeta de María Auxiliadora, un proyecto valorado en 40.000 euros y promovido desde la Ciudad de las Niñas y los Niños. Se instalarán un parque infantil y aparatos para el ejercicio físico de las personas mayores.

Etiquetas
Comentarios