Despliega el menú
Huesca

Emoción y dolor al recordar a los dos guardias asesinados en Sallent

Los padres de los dos agentes acudieron un año más al homenaje en el 16º aniversario de su muerte a manos de ETA.

Unos jóvenes depositan flores y velas en recuerdo de Irene Fernández y José Ángel de Jesús.
Emoción y dolor al recordar a los dos guardias asesinados en Sallent
Javier Navarro

La población de Sallent de Gállego volvió a recordar a ayer a los dos guardias civiles asesinados por ETA el 20 de agosto del año 2000. Como en ocasiones anteriores, se vivieron momentos de emoción y dolor, sobre todo por la presencia de los padres y familiares de los agentes que año tras año acuden a la localidad para este homenaje.

Ayer hizo 16 años que, sobre las 6.00, los guardias Irene Fernández y José Ángel de Jesús se subieron al coche patrulla para iniciar su jornada, pero una bomba lapa adosada por la banda terrorista al vehículo todoterreno explotó y segó sus vidas. Ella era natural de Quirós (Asturias) y tenía 32 años. Él era de Talavera de la Reina (Toledo) y tenía 22 años.

El atentando provocó una honda conmoción en Sallent y no se olvida. Ayer, numerosas personas arroparon a la madre de Irene y a los padres de José Ángel. Al homenaje se sumaron numerosos familiares y amigos de este, que cada año fletan un autobús para ir a la localidad pirenaica.

Junto alcalde de Sallent,Jesús Gericó, estuvo el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Huesca, Vicente Reig. El obispo de Jaca, Jesús Ruiz, oficio la misa y habló de los dos jóvenes. Después, se hizo una ofrenda de flores.

Etiquetas
Comentarios