Despliega el menú
Huesca

La juez ordena devolver a Sijena las pinturas de la sala capitular

En su sentencia asegura que se arrancaron en 1936 sin ningún permiso y rechaza que su traslado al monasterio pueda causar daños en los frescos.

Imagen de la zona de dormitorios acondicionada en el monasterio de Sijena.
Imagen de la zona de dormitorios acondicionada en el monasterio de Sijena.
Fernando Paules

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) debe devolver al monasterio de Sijena las valiosas pinturas de la sala capitular, arrancadas en 1936. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca ha estimado la demanda del Gobierno de Aragón en la sentencia que se ha conocido en la mañana de este martes.

En el fallo, de 86 páginas, la juez desmonta todos los argumentos esgrimidos en el juicio por los letrados de la Generalitat de Cataluña y el MNAC. Afirma que el arranque de los frescos “no solo no contó con el consentimiento de las religiosas”, sus legítimas propietarias, “sino que tampoco hubo ningún tipo de resolución administrativa” que amparara esta operación. El museo barcelonés, insiste, “nunca ha poseído las pinturas a título de dueño”.

Sobre el regreso al monasterio de las pinturas, que según alegaban los demandados podía causar daños irreversibles, la magistrada asegura que “ningún perito ha afirmado la imposibilidad de trasladar las pinturas a la sala capitular ni que el traslado vaya a suponer inexorablemente su pérdida”. “Lo que está claro”, añade, es que si en el cenobio monegrino se reprodujeran las mismas condiciones de temperatura y humedad que en la sala del MNAC donde se exponen, “ningún problema de conservación existiría”.Exigen a la Generalitat el plan de traslado

La sentencia sobre la sala capitular no es la única decisión judicial favorable a los intereses de Aragón que se ha conocido en la mañana de este martes sobre el tesoro artístico de Sijena. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca ha dictado un auto en el que desestima el recurso de revisión planteado por la Generalitat y el MNAC contra la ejecución provisional del fallo que en abril de 2015 también les obligó a devolver al monasterio 97 piezas al anular sus compraventas.

Este era el último obstáculo con el que Cataluña intentaba retrasar la entrega, que la juez ya fijó para el próximo 25 de julio. De hecho, en este mismo auto exige al Gobierno de Carles Puigdemont que comunique a la DGA, “como muy tarde el día 20” de este mes, el modo de traslado y hora de llegada para que puedan supervisar la operación los técnicos aragoneses.

Etiquetas
Comentarios